muchocine opiniones de cinedesde 2005

Impecable en lo estético, pero con demasiados vacíos en el desarrollo. Resulta larga y carece de acción suficiente para enganchar.

★★☆☆☆ Mediocre

Corrupción en Miami

La esperada y deseada adaptación al cine de la mítica serie de televisión Miami Vice ya está entre nosotros con un resultado final que dudo que satisfaga a los seguidores del original. Michael Mann firma una película impecable en lo estético, pero con demasiados vacíos en el desarrollo. Una historia de acción no debería dejar que el espectador se aburra y haga volar su imaginación muy lejos de la sala. Éste es el mayor error de Miami Vice: escenas de acción con otras insulsas que sirven para unir una y otra. Pero ni siquiera la acción es lo más común dentro de esta película de policías. Salvo en la escena final, los tiros escasean como si hubiese una crisis tremenda en armas de fogueo.

La formula falla y da la terrible sensación de capítulo demasiado estirado. Lo mejor es, sin duda, Jamie Fox como Ricardo Tubbs, muy en su papel de fiel seguidor de las salidas de todo de Sonny Crockett, interpretado por un Colin Farrell zarrapastroso al que tienen persiguiendo a una china (en lugar de a los malos) durante la mayor parte del metraje. Al final, Miami Vice ha quedado en la persecución amorosa de Sonny, que se limita a seguir el dictado de sus hormonas demostrando que es todo un rebelde. Un sinsentido. En cuanto a nuestro Luis Tosar… ¿qué podríamos decir? Digamos que está correcto. Interpreta al malo, un capo de la droga en Cuba que contrata a los dos policías (de incógnito) para hacer un trabajito. Tosar cuenta con un par o tres apariciones en las que se le aprecia sobrio y contenido (tampoco tenía que hacer mucho más). Por el contrario, su inglés de academia parece bueno, quizá demasiado forzado. Pero, qué importa eso si ya le doblan aquí con acento cubano.

Poco hay que decir de la película, que cuenta la típica historia policial al estilo Dos policías rebeldes. Tubbs y Crocketts deben infiltrarse en una red de tráfico de drogas para acabar con el mayor jefe del mercado, pero alguien se cruza en su camino (una chica, claro) y todo se complica. La historia es que se espera de una película así, pero resulta larga y carece de acción suficiente para enganchar. El buen resultado estético es lo único positivo, pero poco valorable teniendo en cuenta los altos presupuestos que maneja Hollywood. Sin duda, repetimos que lo mejor es Jamie Foxx, que demuestra una vez más que vale lo mismo para una película seria que para otra no tanto. Quizá Tosar tenga más suerte en su próxima incursión hollywoodiense, aunque su bolsillo seguro que no se queja.
publicado por Lady Winter el 8 septiembre, 2006

Enviar comentario