muchocine opiniones de cinedesde 2005

Entretiene, divierte y asegura una sonrisa frecuente más que carcajada constante, porque a pesar del tinte trágico de las situaciones que viven los protagonistas, la película ofrece un mensaje optimista.

★★★☆☆ Buena

Tiempo de Valientes

Corren “tiempos de valientes” para el cine argentino. Por que hay que ser valiente para osar a enfrentarse en la cartelera con las superproducciones hollywoodienses y salir airoso del intento. Después del éxito de directores como Juan José Campanella con su entrañable El hijo de la novia y Adolfo Arinstarain (Lugares Comunes ), llegó en mayo a nuestras pantallas Damián Szifron con una una divertida comedia policial.

Lo que empieza como una típica película de acción se convierte en una tragicomedia en la que no sabes si reír o llorar, de la lástima que te provocan algunas situaciones que viven la pareja protagonistas. Así, después de un comienzo bien construido, esta supuesta comedia policial nos adentra en el género de las buddy movies, en el que aparecen parejas opuestas, tan comunes en el cine yanqui de acción. En el caso de esta película, uno es polícia y se incorpora a sus tareas policiales como vía de escape tras descubrir que su mujer lo engaña. El otro es un psicólogo que lo acompañará en su rutina policial en la investigación de un caso a modo de terapia.

Los psicólogos, parece que tengan respuesta para todo tipo de comportamientos (o al menos intentan buscarla) y por ello Mariano Silverstein (Diego Peretti, conocido por la película No sos vos soy yo) sabe encontrar una explicación lógica a las actuaciones y sentimientos del inspector Alfredo Díaz (Luis Luque), indagando en su pasado traumático. Son dos personajes diametralmente opuestos (la seguridad del psicólogo frente al trauma emocional del polícia) pero que llegan a acercarse y comprenderse mejor que nadie.

No obstante, tras la impactante y violenta escena inicial del asesinato llevado a cabo por el cínico mafioso, el guión sufre altibajos de manera que la película pierde interés hasta que a la media hora llega a su punto de inflexión y la atención del espectador se recupera. La película da un giro argumental a partir del momento en que el aparente mundo de seguridad y de convicciones firmes del psicólogo se derrumba tras descubrir la infidelidad de su esposa.

Los psicólogos siempre te cuentan lo que hay que hacer frente a un problema… te lo dicen todo de manera relajada y convencidos de lo que tienes que hacer.. Pero, qué ocurre cuando el problema que tiene el paciente lo tiene el que le atiende? Las cosas no son como parecen, sino todo lo contrario y así el que parece inseguro se vuelve seguro y a la inversa.

La personalidad de los protagonistas se intercambia de manera que el psicólogo que presumía de estar seguro de sí mismo pasa a ser el deprimido cornudo. La estabilidad emocional del psicólogo se quiebra y el policía se convierte en el mejor de los psicólogos. Parece que es ahora el policía el que tiene todas las respuestas. El problema une más a los dos y los convierte en cómplices al desubrir un hecho de corrupción en intentar destaparlo. A partir de este momento los protagonistas se involucran en una investigación repleta de momentos hilarantes.

Pero además de ser comedia, la película tiene su parte de crítica social y política sobre la corrupción en Argentina, pero sin regodearse en ella. Como en otras películas que se rodaron tras la dictadura, la Policia Federal y el Ejército argentino quedan en evidencia por sus actuaciones fuera de la ley. Pero ese no es su argumento principal. Lo más importante es que entretiene, divierte y asegura una sonrisa frecuente más que carcajada constante. Porque a pesar del tinte trágico de las situaciones que viven los protagonistas, la película ofrece un mensaje optimista. Porque todos podemos ser un héroe o porque todos podemos evolucionar, porque es tiempo de valientes.
Lo mejor: La relación que se establece entre la pareja protagonista y su humor.
Lo peor: Algunos momentos de altibajos en el guión que hacen decaer la atención.
publicado por Silvia el 19 julio, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.