Una producción hecha para que Tom Cruise se luzca de principio a fin

★★☆☆☆ Mediocre

Misión imposible 3

Sí ya viste las dos primeras partes de esta (ahora) trilogía de Misión Imposible, ya puedes decir que viste la tercera y última (por ahora). Más de lo mismo, lo cual no quiere decir que sea mala.

Por supuesto no se trata de un film para pensar mucho, sino de una producción hecha para que Tom Cruise se luzca de principio a fin, como el casi famoso agente del FMI (no el Fondo Monetario Internacional, sino Fuerza Misión Imposible), Ethan Hunt.

Cabe decir que en la primera Misión Imposible (1996, hace justo una década) pataleé como loca porque destrozaron el sentido de la serie televisiva, una de mis favoritas, haciendo que el líder del grupo, Jim Phelps resultara ser un traidor. La gracia de la serie era el trabajo en equipo y la lealtad a prueba de balas entre esta «»familia»» de agentes. Pero en la versión fílmica esto se acaba y Tom queda mismo James Bond, listo para varias secuelas y varios millones.

Sí te gustan las producciones full adrenalina, donde revientan bombas y lujosos carros como pop corn, además de ver lugares exóticos, ésta es tu película. Por supuesto el protagonista puede caerse veinte veces de un edificio de 50 pisos y nunca sufrirá ni medio arañón, pero igual uno como espectador sigue el juego y se come las uñas. Total, para eso pagó entrada.

Interesante la participación del ahora aclamado Philip Seymour Hoffman (quien ganó un Oscar como mejor actor en Capote, 2005) como el villano. Para los más televidentes, otro plus de la película puede ser la participación de Keri Rusell (Felicity), como otra agente del FMI.

Lo peor:

publicado por Verolindapechocha el 7 mayo, 2006

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.