Extraordinaria comedia del gran Fernando Fernán Gómez, divertidísima durante todo el metraje.

★★★★☆ Muy Buena

Sólo para hombres

«»En el año 1895, en Madrid, la situación política es inestable, sucediéndose contínuos cambios en la dirección de la nación. La gente hace lo de siempre, cotillear en las visitas, tratar de conocer un buen novio las chicas, y al revés los chicos…Sin embargo, una señorita, virtuosa, pero valiente y decidida, no está dispuesta a llevar la vida de las demás mujeres, haciéndose la tonta, sonriendo sin cesar ante las estupideces de los hombres…y no trabajando. Así, que ni corta ni perezosa, se dirige al Ministerio a pedir trabajo. Tal hecho, sin precedentes conocidos, desembocará en una discusión a nivel nacional sobre si la mujer debe y/o puede trabajar junto a los hombres. Y además, de funcionaria nada menos. Pues bien, es aceptada y comienza a trabajar en las oficinas de Correos, siendo infinitamente más diligente y trabajadora que los hombres, lo que provocará tanto elogios como fuertes odios»».

Extraordinaria comedia del gran Fernando Fernán Gómez, divertidísima todo el metraje.
Te ríes un montón un buen número de escenas (todas las que suceden en la oficina de Correos, con el simpar Erasmo Pascual de oficial primero), y te sonríes todo el tiempo.

Maravillosamente dirigida, con unas soberbias interpretaciones (Erasmo Pascual, Analía Gadé, Joaquín Roa a la cabeza), una perfecta ambientación a cargo del gran Santiago Ontañón, y una preciosa fotografía en blanco y negro de Ricardo Torres. Deja un poso de bienhestar difícilmente conseguido en el cine de hoy en día.
Lo mejor: La ambientación, dirección, interpretación y diálogos, divertidísimos.
Lo peor: Que al nombrar las películas como director de Fernán Gómez, no se suela recordar esta maravilla.

publicado por Iñaki Bilbao el 25 abril, 2007
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.