La aparición fugaz del propio Chaplin como un camarero mareado -un cameo de solo diez segundos a los sumo- no llega a ser ni siquiera, lo único rescatable de este pastiche. Telón lento.

★★☆☆☆ Mediocre

La Condesa de Hong Kong

En La Condesa de Hong Kong quedan ya pocos rasgos, apenas vestigios del genial cineasta que fue Charles Spencer Chaplin. Al comienzo, en el enredo de las puertas abiertas y las exageradas huidas, o solo en los gestos de una correcta Sophia Loren en su papel; encontramos a Charles y su genio.

Comedia de situaciones, coral, anacrónica y fallida desde todo punto de vista; filmada hasta con un cierto color apagado, tan cansino como el propio guión y los insulsos cameos injustificados de toda la familia Chaplin.

Grandes fallas en el montaje, inimaginables en un artista con la dedicación y el pasado de éste, como por ejemplo que Sophia Loren (dijimos lo mejor lejos del film) cambie de una escena a otra no solo de peinado, sino de color de pelo ¡?, revelándonos a un gran artista en una etapa, digamos para ser buenos, senil.

Las constantes peleas -y la indiferencia – durante el rodaje entre los protagonistas, acentúa la lúgubre fama del film. Durante un baile en el trasatlántico, se produce la mejor frase: «»Papá dice que se debe amar a todo el mundo, menos a los comunistas…»»

La aparición fugaz del propio Chaplin como un camarero mareado -un cameo de solo diez segundos a los sumo- no llega a ser ni siquiera, lo único rescatable de este pastiche. Telón lento.

Resumen: Última película de Chaplin, también rodada en Inglaterra. Ésta vez en technicolor y cinemascope, con dos estrellas rutilantes del momento. Un millonario recién nombrado diplomático (Marlon Brando), se enamora de una polizonte bailarina en un cabaret de Hong Kong (Sophia Loren) durante el transcurso del viaje en barco hacia EEUU. Gran fracaso de taquilla.

Lo peor:

publicado por JLO el 6 mayo, 2007

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.