La historia es bastante simple, y pese a su excesiva duración, no consigue cerrar con éxito todas las subtramas que va creando, así que “Spiderman 3” es un producto irregular, que consigue su cometido, llenar las pantallas de espectadores…

★★☆☆☆ Mediocre

Spiderman 3

Sam Raimi vuelve a colocarse detrás de las cámaras para “cerrar” esta trilogía protagonizada por el hombre araña. Tras los anteriores éxitos de crítica y público, “Spiderman 3” vuelve a lograr un triunfo sobrado en cuanto a espectadores se refiere, pero la crítica es otro cantar. La mayoría tachan a la película de infantil, de excesivamente larga, de pantomima y demás calificativos, que bajan el listón de una interesante trilogía. La verdad, es que tienen razón.

“Spiderman 3” se nos presenta como una historia noña, en la que el personaje de Peter Parker/Spiderman se muestra en muchos momentos como una caricatura, que no presenta nada nuevo, ni hace más interesante la película.

En esta ocasión, nos encontramos con nuevos rostros que ayudan a incrementar las expectativas de esta tercera parte, como son el caso de: Thomas Haden Church, Thoper Grace y Bryce Dallas Howard.

De estos tres, el mejor parado es sin duda Thomas Haden Church (“Entre copas”), quien compone un personaje como el hombre de arena, repleto de humanidad dentro de la sobriedad y frialdad de un convicto como el que interpreta.

Thoper Grace nos muestra también dos caras, mucho más diferenciadas, como son la del fotógrafo metete Eddie Brock, quién hará la competencia a Peter en el periódico, y la del esperado Venom, personaje que debería haber dado más juego.

Si en “El Bosque” Bryce Dallas Howard ya demostró su talento, aquí se comprueba que no lo ha perdido, pese a que su personaje no va más allá de la típica rubia guapa, tonta y rica. Bruce Campbell vuelve a hacer su cameo, en uno de los gags más graciosos de todo el metraje.

Centrándonos en los protagonistas, Tobey Maguire tiene la oportunidad de presentarnos a un Peter Parker más desenfadado, que roza la caricatura, y que se atreve a hacer todo lo que nunca había hecho antes. Kirsten Dunst tiene un papel bastante anodino, que no merece demasiados calificativos, y por último, James Franco más de lo mismo.

En definitiva, “Spiderman 3” se presenta como una película de entretenimiento, en la que los efectos visuales toman todo el protagonismo, y que en muchos momentos están sobresalientes (véase al hombre de arena), pero en muchos otros cantan a la legua. La historia es bastante simple, y pese a su excesiva duración, no consigue cerrar con éxito todas las subtramas que va creando, así que “Spiderman 3” es un producto irregular, que consigue su cometido, llenar las pantallas de espectadores (insatisfechos).
publicado por Alvaro Oliva el 21 mayo, 2007

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.