muchocine opiniones de cinedesde 2005

Historia de un crimen es una película redonda y bien cuidada que hace disfrutar desde el primer instante, haciendo además del leve roce de la intención un motivo de satisfacción para el respetable.

★★★★☆ Muy Buena

Historia de un crimen

Más allá de lo que ciertos recursos visuales puedan lograr en una producción que se suponga de autor, la forma de narrar una historia acercándose lo más mínimo a lo que pudiera ser un libro es, si puede decirse así, el sueño de muchos cineastas. Los matices de un relato, las realidades paralelas y otro tipo de adláteres literarios nunca encuentran hueco en el celuloide salvo en contadas y experimentales ocasiones. Y he aquí que Historia de un crimen, si cabe, logra parecerse a la novela que nunca fue.

Muy pomposo todo, como ven. Como lo era Capote en su versión más bufonesca, algo que el desconocido Toby Jones ha sabido captar como si de un hermano siamés se tratase. Porque él es el absoluto y merecido protagonista de un film que cuenta el retorcido crimen de los Clutter, en Holcomb, la terrenal investigación tras el asesinato y los esfuerzos ímprobos del escritor de Nueva Orleans para crear un nuevo género que le valió el aplauso de la profesión y que bautizó como A sangre fría.


Es fundamental para alcanzar una conclusión -que sobreviene justo al final, como debe ser- conocer al héroe de la superficialidad que Capote fue para así entender cómo, a pesar de de sí mismo, su existencia resultaba una pesada cruz sobre sus hombros. Y la cantidad de registros que el actor en cuestión es capaz de ofrecer ante la cámara provoca un abanico de sensaciones poco usual. Lástima que el año pasado un estupendo Philip Seymour Hoffman ya acaparara titulares por esto mismo. Pero no comparemos.

El esqueleto de Historia de un crimen viene envuelto con el lazo de la minuciosidad. Una presentación de personajes más larga de lo normal ayuda a formarse una idea de por qué actúan así todos ellos y cuál es el motivo de sus desdichas -un folio en blanco, un suicidio, un incomprensible castigo, etc.-. Sin adornos sentimentales ni pretendidas justificaciones. Instantáneas que colocadas en fila componen una radiografía temporal que comienza con un desenlace y termina con un planteamiento.

Cuando uno se da cuenta, no obstante, de que todo lo que ha visto hasta el momento es mentira, el director ya lleva un buen rato hablando de la no maldad del ser humano. Y todo a base de saltos de perspectiva que, sin embargo, no suavizan lo truculento del asunto. No olvidemos que hablamos de un suceso atroz. El cotilleo de pueblo, con perdón, llevado hasta las últimas consecuencias de una jet set con ganas de aventuras es más de lo que un cronista podría desear. Por eso Capote se sentía bien con ellos.

Un reparto amplio y demasiado conocido podría haber llegado a ser un handicap para el guión, aunque este no es el caso. Desde Sigourney Weaver hasta Sandra Bullock -y ya van varias buenas interpretaciones de la reina de Hollywood- resultan estupendas como acompañantes de Jones. El único, quizá, que chirría, como siempre, es el tío duro de Daniel Craig. Puede que esta vez resulte algo más creíble el ejecutor posmoderno de la inexpresividad, pero sigue teniendo algo que le impide crecer.

Por último, la introducción del recurso de la entrevista también en el film concede un margen aún mayor a la ficción, por extraño que parezca. Historia de un crimen es una película redonda y bien cuidada que hace disfrutar desde el primer instante, haciendo además del leve roce de la intención un motivo de satisfacción para el respetable. Es un trabajo que sin duda merecerá una ‘relectura’ ocasional. Y ustedes ya me entienden. (M.M.L.)
publicado por Hartigan el 20 junio, 2007

Enviar comentario