Death Proof es la nueva película surgida de la imaginación de una de las mentes más delirantes del cine contemporáneo, y es una auténtica lástima que su visión y la de Robert Rodríguez hayan sido desvirtuadas con tal de conseguir más recaudación.

★★★★★ Excelente

Death Proof

Hace menos de un mes llegaba a nuestras pantallas Planet Terror, la primera de las dos películas que componían el proyecto Grindhouse. Proyecto que en Europa hemos visto cercenado por los malos resultados de taquilla que cosechó en Estados Unidos. Si la intención era duplicar los beneficios, el tiro les ha salido por la culata, ya que en España Planet Terror ha obtenido un resultado bastante discreto.

Si el film de Robert Rodríguez era una orgía visual de sangre y vísceras aderezada por un muy negro sentido del humor, Death Proof es una película más contenida. Bueno, contenida si es que esa palabra se puede aplicar a un trabajo de Quentin Tarantino. En esta ocasión, la historia también es lo de menos, un piscópata que utiliza su coche como arma de destrucción contra un grupo de atractivas chicas. Death Proof tiene un comienzo atípico para lo que es habitual en Tarantino, va presentando a los persoanjes poco a poco y deja que la incertidumbre vaya creciendo en el espectador. Desde el primer minuto están presentes los delirantes pero magistrales diálogos del cineasta, siendo protagonista él mismo de varios de ellos. Desde la entrada en escena del personaje de Kurt Russell la cinta va ganando en intensidad y tensión, para finalmente estallar en una explosión de violencia realmente frenética. Sólo un genio es capaz de realizar un auto-homenaje descarado como el del móvil del personaje de Rosario Dawson y que encime le quede bien. La última media hora de la película es simplemente impresionante, con la mejor persecución de coches vista en el cine en muchos años.

Death Proof es la nueva película surgida de la imaginación de una de las mentes más delirantes del cine contemporáneo, y es una auténtica lástima que su visión y la de Robert Rodríguez hayan sido desvirtuadas con tal de conseguir más recaudación.
Lo mejor: La última media hora y su auto-homenaje.
Lo peor: Algún exceso de Tarantino.
publicado por Francisco Bellón el 30 agosto, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.