Un divertimento redondo de principio a fin, deliciosamente bien escrito e interpretado.

★★★★★ Excelente

Kill Bill: Volume 1

‘Kill Bill: Volume 1’ es el perfecto ejemplo del admirable e increíble talento de Quentin Tarantino. No es su mejor obra de su corta filmografía como director y escritor, pero sí una de las mejores. Resulta ser una clara muestra de la capacidad de este señor, no ya sólo dirigiendo y escribiendo, sino a la hora de la puesta en escena, la cual ‘Kill Bill: Volume 1’ resulta tener la mejor y más brillante de toda la filmografía del norteamericano (seguida de MUY de cerca por las demás, claro), dando como resultado una película con un ritmo fresco, ligero (gracias a la división en capítulos y a unos saltos temporales desordenados muy bien escritos) y hasta desmesuradamente frenético, repleta del extravagante humor negro y violencia gráficamente explícita, exagerada y en ocasiones desagradable, marca de la casa tarantiniana.

Por si no fuera poco, el primer volumen de ‘Kill Bill’ resulta ser un delicioso cóctel casero de los riquísimos estilos y géneros cinematográficos preferidos de Tarantino, que por fortuna no comete el error de traspasar la finísima línea entre el homenaje/guiño y el más descarado plagio, al adaptar eficazmente y sin complejos su -parte de la- apasionante y épica historia a unos estilos audiovisuales no propios, de filmes de Sergio Leone, Akira Kurosawa, Bruce Lee y por descontado del cine de acción realizado en Hong Kong.

Otra de las innumerables virtudes de ‘Kill Bill: Volume 1’ y de Quentin Tarantino es que no necesita de grandilocuencias para describir a los personajes (salvo el de Lucy Lyu… pero es que ese sí lo necesita/merece). Sólo necesita de un aspecto visual propio que sirva como único movimiento en el tablero de ajedrez para describir la personalidad del personaje que se esté tratando, aunque corre el riesgo de que sus personajes acaben siendo de una vacuidad considerable.

El único defecto, si es que se le puede considerar como tal, es que ‘Kill Bill: Volume 1’ es la película “”menos Tarantino”” que nos ha brindado este hombre. No hay diálogos de aquellos que te hacen preguntarte qué carajo se fuma el tito Quentin, y desearlo xD, como los míticos “”¿Sabes de qué va Like a virgin?”” de ‘Reservoir Dogs’, o TODA ‘Pulp Fiction’.

En definitiva, un divertimento redondo de principio a fin, deliciosamente bien escrito e interpretado (enorrrrrrrme Uma Thurman). No recomendada para los delicados de estómago y gafapastería conservadora cinéfila.
publicado por Rafa Delgado el 18 septiembre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.