muchocine opiniones de cinedesde 2005

Estoy hasta los huevos de películas que acaban mal porque no hay talento para idear un final en condiciones. Y estoy hasta los huevos de los críticos de pacotilla, que en su puta vida han visto una película de terror, y que exaltan esta mierdecilla c

★☆☆☆☆ Pésima

El Orfanato

El orfanato es una película española de terror de casa encantada. Eso sí, a pesar de contar con un elenco prácticamente hispano en su totalidad, la historia que narra es muy americana, imitando el estilo de sustos a base de elevar el volumen de los efectos especiales cuanto sea necesario. Como diría un amigo mío: la misma mierda con distinto envase.

Decía el director, Juan Antonio Bayona, que alucinaba con la respuesta mediática que habia tenido con su primer trabajo. Y es que no es para menos… A mi también me parece alucinante el exagerado respaldo que ha tenido en los medios. Periódicos y televisiones que tratan como basura (reconozco que a menudo de forma merecida) al género de terror y fantasía, han babeado exaltados frente a esta historia menor, que no pasará a la historia del cine, ni en general ni el español.

Y es que estamos frente a una historia de casa encantada… que hemos visto ya un millón de veces. Joder, es que ni siquiera está especialmente bien rodada. Funciona bien como experimento de bajo presupuesto, o funcionaría mejor en formato cortometraje, pero la caga como película de largo metraje. La historia es 100% predecible y los sustos que nos va dando son los clásicos de la serie-b: monstruo tapado por una máscara y que no paran de decirnos lo horrible que es y sobre todo, elevar el volumen de la música en los momentos cumbre. Y esto ya no cuela. He puesto ceros a películas con más solera que esta (y estaban bien merecidos eh?).

En fin. Una vez más, engañado, fui al cine esperando encontrar el clásico soplo de aire fresco, un trabajo de bajo presupuesto pero original y sincero, una historia atractiva y absorvente… pues no. La misma mierda. Desde luego ‘El Sexto sentido’ es la película que más daño ha hecho al genero de terror. Estoy hasta los huevos de historias de fantasmas que se mezclan con humanos y que al final todos están muertos. Estoy hasta los huevos de películas que acaban mal porque no hay talento para idear un final en condiciones. Y estoy hasta los huevos de los críticos de pacotilla, que en su puta vida han visto una película de terror, y que exaltan esta mierdecilla como si fuera a ser un nuevo clásico. Joder, si solo sale un clásico cada 5 años, y eso si hay suerte.

La gente sale del cine diciendo, ‘Joder, que miedo he pasado’. Y digo yo: ¿miedo?¿cuando? Cuando te sacan de golpe una tía con la cara destrozada, o cuando cierran las puertas de golpe, o cuando la tía se da la vuelta, suben el volumen y se ve a un niño?… Pero tío, que esto lo he visto ya mil veces… Al final de la peli pensaba… aún no han sacado el sótano… y en efecto, lo sacan. Solo falta un poco de música country para tenerlo todo…

La historia va de un orfanato (evidentemente) al que va a hacerse cargo una pareja. La chica (Belen Rueda, otro drama mas a sus espaldas) vivió allí de pequeña y quiere volver para cuidar a niños con problemas. En seguida sabemos que hay fantasmas, el hijo de la pareja puede verlos y como siempre (bufff) los padres no le creen y piensan que son los típicos amigos invisibles. Enseguida desaparece el niño y empienza la búsqueda de los padres. La madre investiga y se entera de que habia un niño deforme que murió en una broma de los demas niños. La madre del niño deforme envenenó al resto y así se montó la maldición de la casa. Al final, todos mueren, el niño de Belen Rueda resulta que estaba en el sótano muerto (se habia caido sin más) y la propia madre se suicida para quedarse con los fantasmitas.

Pues todo esto contado con grandes altibajos en el volumen de la música y con bastante poca destreza por parte del director, que se salta varias fases narrativas de la historia, haciendo que al final no acabe de cuajar todo el truño. Hay una obsesión constante por dar sustos al espectador, que acaba con el respetable mandando a la mierda al susodicho director. Luego, el rollito de … que feo soy… te voy a enseñar mi cara… pues no te la enseño… joder, que ya vale, que hemos visto de todo tío. En toda la película solo hay dos momentos buenos: cuando la medium nos cuenta lo que ha pasado con los niños y cuando está jugando la madre al chocolate ingles con los fantasmas y cada vez que se da la vuelta hay uno más… eso está logrado, pero no se puede basar dos horas de película en un susto continuo.

Los actores: Belén Rueda es la desolación personificada. Vamos que esta todo el puto día desolada, triste, destrozada… la alegría de la huerta. Dificil juzgar el trabajo de alguien que solo muestra un registro en toda la película. Creo que está mal dirigida y que en manos más expertas podría haber dado más de sí. A ver si deja de hacer dramas que aburre un poco, es que le muere todo el mundo…

El resto simplemente pasan por ahí. He leido lo de Geraldine Chaplin, que hace un papel muy gracioso… joder, gracioso comparado con la Belen Rueda, y comparado con ella cualquier cosa hace gracia. Sale 5 minutos y se limita a pasearse zombi por la casa. Pero aprovechan para contarnos que ha pasado con los niños y esto sí es original, resuelve muy bien la escasez de efectos con una narración agil y emocionante. Pero vaya, aguantar las dos horas solo por esta escena, va a ser que no.

Por ser su primera película, podriamos pensar en ser condescendientes y ponerle una buena nota, pero no. Ahora es cuando puede y debe arriesgar. Más adelante estará sujeto por un presupuesto, productores, necesidad de una buena taquilla, etc. Pero ahora puede ser original y rompedor. Si no quieres o puedes serlo mejor no te dediques a este género, y vete a hacer películas románticas que suelen tener mejor crítica y aceptación.

Por mi parte: cero.

publicado por Estesoyo el 22 octubre, 2007

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.