Agradable film de “”grandes robos””.

★★★☆☆ Buena

La casa número 11

"Un agente de piedras preciosas, que trabaja para una gran Organización, es encargado de hacer tallar una gran piedra en forma de ópalo, y que irá destinada a una bella mujer. Para ello recibe una gran cantidad de dinero. La piedra es robada, por lo que la vida del agente y de su novia, quien le acompaña en el viaje, cambiará por completo".

Amena película encuadrada en el subgénero (no porque su calidad general sea mala, ni mucho menos, sino simplemente por no estar dentro de "grandes géneros", que sin embargo, se olvida con cierta facilidad.

La razón es que casi todo se supedita a un gran robo, olvidándose el resto fácilmente.
Excepto la soberbia interpretación de James Mason, exquisito y tierno como pocas veces, estando muy bien acompañado por Charles Grodin en un papel serio, y no como ahora, que hace muchas patochadas y la siempre encantadora Candince Bergen. El resto de los estupendos intérprertes son en general británicos, como el exquisito y siempre recordado Trevor Howard o el gran John Gielgud.

Se pasa bien el rato mientras dura y luego no queda casi nada, pero es agrdable.

Lo mejor: Los intérpretes y que es de muy fácil digestión.
Lo peor: Se olvida casi de la misma.
publicado por Iñaki Bilbao el 13 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.