Interesante película de intriga, bien dirigida en el plano técnico por el bilbaíno Álex de la Iglesia.

★★★☆☆ Buena

Los Crímenes de Oxford

nteresante película, sobre todo sobre el papel, bien dirigida en el aspecto técnico por Álex de la Iglesia, aunque no convenza del todo en su exposición a imágenes.
Se basa en una buena novela de Guilermo Martínez, y su traslación al celuloide no era empresa fácil dado el argumento, donde los numerosos diálogos y situaciones tienen de lleno que ver con las matemáticas y sus derivados.

Leerlo es una cosa, y verlo en pantalla otra muy distinta. Álex lo ha intentado, pero el ritmo impreso y la irregularidad de las situaciones hacen que el interés venga y vaya de forma imprecisa.

El comienzo es francamente bueno, y sus primeros veinte minutos o así están mostrados con agilidad, mostrando estupendos diálogos y una presentación de los personajes, sobre todo de la madre e hija, perfectamente aclaratorias de su psicología.
Sin embargo, poco a poco la película se desliza hacia un territorio indefinido, con diálogos y escenas que se extienden más de lo debido (muchas escenas con el inspector de policía), lastrando el ritmo y haciendo que el interés se diluya un tanto, aunque, y esto no sé si viene en la novela o es producto de la imaginación de Álex y Jorge, guionistas del film, de vez en cuando se enriquezcan con sub-historias en verdad subyugantes, como el del antiguo caso criminal del sastre y su esposa. Una historia fascinante, que no sé ocurrió en la vida real o inventada, pero en todo caso tiene mucha fuerza y no poco humor negro, si se reflexiona.

Y esto es quizás lo que se le echa de menos a esta cinta, que estando dirigida por Álex de la Iglesia, no tenga más humor. Seguramente porque la historia original carece de él, pero no lo hubiera venido nada mal intercalar algún momento de diversión, aunque la perplejidad mostrada por el inspector de policía ante las reflexiones de los dos matemáticos, parecen ir por ese sitio. Pero la verdad es que no tienen mucha gracia (tampoco sé si es lo que se pretende).

De todas formas, es una película apreciable, nada desdeñable, que entreteniene en todo momento y uno/a siempre quiere saber qué ocurrirá después, cómo finalizará todo. Y este final tampoco es que sea muy allá. La peli acaba de forma un tanto abrupta y con cierta frialdad. Supongo que en la novela tiene más fuerza pero en pantalla hasta pudiera dejar un poso de decepción.

Excelentes la interpretación de John Hurt y la música de Roque Baños.
Lo mejor: Sus primeros minutos. Sus inteligentes diálogos. John Hurt y la belleza de Leonor Watling.
Lo peor: Los algo largas escenas de los interrogatorios con la policía.
publicado por Iñaki Bilbao el 22 enero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.