El film de Alex de la Iglesia, a pesar de sus fallos, es entretenido hasta el final y es de lo mejor que se ha visto en cines ultimamente, sobre todo para los que les guste este tipo de películas y los homenajes a Hitchcock.

★★★☆☆ Buena

Los Crímenes de Oxford

Alex de La Iglesia es uno de los mejores realizadores que tenemos en España, desde Acción Mutante o El Día de la Bestia hasta La Comunidad o incluso 800 Balas, maltratada por la crítica, pero que no estaba tan mal, ha sido el único director español que ha realizado películas llenas de humor negro, poco convencionales en el cine de nuestro país.

 

En Los Crímenes de Oxford nos cuenta cómo un estudiante americano (Elijah Wood)  llega a Oxford para pedir ayuda con el doctorado a un profesor de matemáticas (John Hurt) al que admira, una serie de muertes extrañas y una enfermera (Leonor Watling) lo complicaran todo.

 

El principio de la película es bastante decepcionante, con unos diálogos realmente tópicos y aburridos, sin embargo, la cosa se anima cuando nos encontramos con un plano secuencia al más puro estilo de La Soga de Hitchcock, que sirve para conducirnos hacia la primera muerte, donde se inicia la verdadera historia y que dará lugar a que comience la relación entre el profesor y el alumno, que emprenden una investigación cargada de enigmas y filosofía matemática.

 

Todo se resuelve al final de una manera bastante retorcida y difícil de entender para quien no haya estado muy atento durante toda la película, el típico final que te hace estar pensando durante un tiempo en la película para ver si todas las piezas encajan y aquí parece que lo hacen, aunque un poco ajustadas.

 

Elijah Wood y John Hurt están perfectos en sus papeles, a Leonor Watling la vi algo fuera de lugar, aunque puede que fuera por el doblaje, su presencia sirve para aportar el punto femenino y la historia de amor que pareciera que necesitara toda película dirigida al gran público, en realidad su personaje no parece que aporte nada más, salvo un conflicto entre los dos personajes principales y tampoco lo interpreta con mucho entusiasmo, algo que no se puede disimular ni con su carismática belleza.

La otra mujer del reparto, Julie Cox interpreta a la perfección el personaje más hitchcockiano que se haya visto en los últimos años.

 

Pero el film de Alex de la Iglesia, a pesar de sus fallos, es entretenido hasta el final y es de lo mejor que se ha visto en cines ultimamente, sobre todo para los que les guste este tipo de películas y los homenajes a Hitchcock.

Lo mejor: El plano secuencia del primer asesinato.
Lo peor: Ver a Leonor Watling fuera de lugar.
publicado por Patricia Pérez el 28 enero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.