La de Shane Meadows es una película pequeña y triste en el fondo,pero contada con ritmo y colorido, especialmente en su primera mitad.

★★★☆☆ Buena

This is England

Los ochenta. Esa década que, afortunadamente, dejará de ser glorificada dentro de un par de años (tocan los noventa del grunge y el makinote, va a ser divertido), dio para mucho en todos los sentidos. Y en el mal sentido, dio pie para que los radicales se apropiaran de símbolos nacionales para hacer resurgir en toda Europa los viejos fantasmas del odio y la xenofobia. También dio lugar a los Nuevos Románticos, pero esa es otra historia.

‘This Is England’, la premiada película de Shane Meadows, está ambientada en la Inglaterra costera y de clase baja de 1983, metida en plena guerra de las Malvinas gracias a su inquebrantable lider, Margaret Thatcher. Shaun, un chaval de 12 años que acaba de perder a su padre en la guerra, lleva como puede el ser huérfano y pobre. Y un buen día, encuentra a un grupo de skins que le aceptan como uno más del grupo. Su entrada coincide con la vuelta de Combo, uno de los miembros más radicales del grupo, que intentará arrastrarlos al lado más oscuro del movimiento. Shaun deberá elegir entre quedarse con sus nuevos amigos u honrar los valores patrióticos por los que murió su padre.

La de Shane Meadows es una película pequeña y triste en el fondo,pero contada con ritmo y colorido, especialmente en su primera mitad. A esto ayuda que desde el minuto uno, la estrella de la función es el joven protagonista, Thomas Turgoose, que se come la pantalla a pedacitos esté al lado de quien esté, y que le da a la historia una potencia tremenda. A su lado, el entrañable Tommy de ‘Snatch’, Stephen Graham, está estupendo en el papel del violento Combo, y un buen puñado de jóvenes desconocidos dan vida con mucho acierto a esta peculiar pandilla de skinheads.

Otros aspectos a destacar son las cuidadísimas fotografía y ambientación, que tan pronto nos meten de lleno en esa época tan heterodoxa (por no decir hortera) como nos trasladan a la parte más sórdida de la peripecia de Shaun. La inclusión de hits de la época como el mítico ‘Come on Eileen’ de Dexy´s Midnight Runners o el ‘Tainted Love’ de Soft Cell contrasta con la intimista música que acompaña los momentos más solitarios del pequeño Shaun o la selección de música ska y soul que estos skinheads oyen en sus pequeñas juergas. Porque una de las claves que maneja Shane Meadows a la hora de que nos identifiquemos con personajes tan extremos es lo diferente que era el movimiento skin en los primeros ochentas, antes de que personajes como Combo lo convirtieran en carne de cañón para sus cruzadas nacionalistas.

En el lado negativo, reseñar el poco recorrido que tiene la historia en sí; cuando el proceso de Shaun podría llegar a comprender meses, e incluso años, para viajar de un extremo a otro del ideario skin, la sensación que queda al terminar la película es que el protagonista ha pasado unos cuantos días con un grupo de gente y después se ha ido. Da la impresión de que falta tiempo para dar sentido a la evolución de los personajes, o lo que es lo mismo, dicha evolución se muestra de manera un tanto precipitada. Otro tanto en contra es la reincidencia en algún tópico del género.

Por lo demás, un notable ejemplo de cómo contar una pequeña historia de barrio y que llegue a cualquier espectador. Lo llaman universalidad, y es una asignatura pendiente por aquí.
Pero claro, Esto Es España. Un 7.
Lo mejor: Thomas Turgoose, por encima de todo. un escalón por debajo, la soberbia ambientación y un gran Stephen Graham.
Lo peor: La sensación de que la evolución de los personajes es precipitada. No puede evitar ciertos lugares comunes de películas similares.
publicado por Plissken el 31 enero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.