La pelicula de Viscarret, nos ofrece un viaje de vuelta a las raíces para, en una segunda oportunidad, encontrarse a uno mismo. Una de las grandes apuestas españolas del año pasado y una película que invita a soñar.

★★★★★ Excelente

Bajo las estrellas

Salió como flamante ganadora en la última edición del Festival de Málaga con los premios de mejor película, director, actor (Alberto San Juan) y guión novel bajo el brazo. Bajo la tutela en la producción de uno de los grandes directores y productores españoles, Fernando Trueba, el principiante director Felix Viscarret, firma una de las mejores películas españolas vista en las salas en muchos años, y una de las grandes sorpresas (por lo menos para mi) de 2007.

Viendo "Bajo las estrellas", te das cuenta de que a lo mejor aún queda un resquicio de esperanza para salvar el actual cine español. La magia que transmite el personaje de Alberto San Juan (en su mejor papel hasta ahora), la frescura del montaje, esa hipnotizante banda sonora que te transporta al mismísimo pueblo navarro donde transcurre el film, y por supuesto esa insólita relación niño-adulto que se desarrolla a lo largo de la película y que evoluciona hasta límites insospechados para el espectador.

La tragicomedia que nos regala Viscarret, tiene ese olor al buen cine español de antes, pero con los medios de ahora. Y es que no tienen porque estar reñidos clasicismo y actualidad si se firman trabajos como este. Viscarret sabe como insertar el humor en unos diálogos que aún haciéndote sonreír no te confunden y no caen en la risa fácil.

Es fascinante la magia que ha conseguido crear el director en su primer trabajo de largo, y que esa magia envuelva todo el metraje de la película sin descansar ni un solo fotograma. Esa mezcla de simplicidad cotidiana y a la vez poesía fílmica que posee la obra hacen de esta película un portento cinematográfico. Una audaz, y valiente película que espero se convierta en una pieza clave del futuro del cine español.

Alberto San Juan está simplemente sublime. Consigue transmitir todo aquello que se propone sin apenas actuar. Tiene esa capacidad innata de actuar de forma natural. A lo largo de todo el visionado parece una mera improvisación de teatro. Con un personaje perfectamente definido, San Juan sella la que es para mi, la mejor actuación de su carrera. Tras un trabajo un tanto titubeante en "Días de Cine", San Juan nos regala una actuación estelar, una evolución trascendental de su personaje Benito a través de unos diálogos soberbios (genial también Viscarret escribiendo el guión adaptado de la novela de Fernando Aramburu) donde encuentra el tono perfecto siempre entre comedia y drama.

Emma Suárez por su parte está simplemente correcta. La verdad es que esperaba mucho más de ella en este papel, pero no consigue llenar su escena cada vez que aparece.

La niña, Violeta Rodriguez, está realmente bien. Representa una introvertida criatura, por la falta de cariño y atención de una madre abandonada. Se nota que ha encajado a la perfección con San Juan, y en cada escena que tienen juntos rebosa la química entre ambos por todos lados. Los encuentros entre Benito y ‘Puerquita’ son los mejores del largometraje creandose entre ambos una amistad sutil para completarse en un amor mutuo. La evolución de su personaje, y la complicidad que este adquiere con Benito resulta de lo más natural, destacando la escena en la que ambos personajes en que se conocen. No necesitan hablarse para entenderse; el juego de miradas de los dos lo dice todo en ciertas secuencias. ‘Puerquita’, que así es como San Juan se refiere a la niña de forma cariñosa, encuentra en la figura de Benito el padre que tanto ha buscado en su infancia y que por fin ha encontrado.

Por último, Julián Villagrán, que hace de hermano de San Juan se reivindica como actor dejándonos un papel muy conmovedor principalmente por su bonda e inocencia, complementandose a la perfeccion con su otra mitad, su hermano Benito.

La verdad es que sin quererlo, Alberto San Juan oscurece en cierta manera las interpretaciones de sus compañeros, cayendo sobre él todo el peso de la película y saliendo no solo airoso, sino aprobado con nota.

En lo referente al apartado de sonido, Mikel Salas sella un trabajo fenomenal digno del mismísimo Alberto Iglesias en cualquier pelicula de Julio Medem (salvo la fallida "Caótica Ana"). Una banda sonora escogida perfectamente, y que encaja en la pelicula cual engranaje en un reloj. A destacar, el comienzo y final del film, y la escena que da título a la película, en la que San Juan recorre el camino de vuelta al pueblo bajo un manto de estrellas. Excelente el trabajo musical y de fotografia en esa escena.

La pelicula de Viscarret, nos ofrece un viaje de vuelta a las raíces para, en una segunda oportunidad, encontrarse a uno mismo. En definitiva, una de las grandes apuestas españolas de este año, una película que invita a soñar; porque al fin y al cabo la vida son sueños

Lo mejor: Un insuperable Alberto San Juan, y la capacidad del director para retratar la particular relación entre su personaje y la niña.
Lo peor: Algunas cosas estan metidas con pizas, como la escena antiterrorismo de San Juan en el bar.
publicado por Jaime Martínez el 3 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.