Mala película erótica del bueno de Tinto Brass, un director que, de vez en cuando, nos deleita con algunos momentos buenos en su filmografía (no, no ocurre en este pésimo filme).

★☆☆☆☆ Pésima

Los burdeles de Paprika

"Paprika es el pseudónimo de una sensual chica que, para ganar dinero para su novio, se mete a puta (según se dice en la película un montón de veces) en un burdel donde, desde el primer día, comenzará una "carrera" exitosa que le llevará a diferentes burdeles de diferentes ciudades italianas de finales de los setenta".

Mala película erótica del bueno de Tinto Brass, un director que, de vez en cuando, nos deleita con algunos momentos buenos en su filmografía (no, no ocurre en este pésimo filme).

De carácter, además, pseudohistórico, al retratar los últimos momentos de la vida de los grandes burdeles en la Italia de los ochenta, poco antes de que el Gobierno ordenara cerrarlos, se trata, en realidad, de una peli muy, muy, muy aburrida.
Los diálogos son penosos, aunque haya alguna puya más o menos acertada acerca de la Iglesia y su relación con los citados burdeles, y las interpretaciones son de pena.
Ni siquiera se puede decir que la protagonista sea guapa ni bella, pues tiene el culo arrugado y los dientes más bien feos.

Eso sí, tiene dos buenas tetas, como una y otra vez nos muestra Tinto, y una desvergüenza total para despelotarse a la menor ocasión (bueno, no ella, si no su personaje).

Algunos decorados, muy recargados, de los diferentes burdeles, tienen su aquél y se ve que los responsables de la dirección artística han currado lo suyo, pero el resto es una chorrrada de tomo y lomo, haciéndose pesada e interminable, ya que, por si lo anterior fuera poco, es muy larga. Y se nota, ¡vaya si se nota!

Lo mejor: Algunos decorados.
Lo peor: Que es aburrida a más no poder, el culo arrugado de la prota.
publicado por Iñaki Bilbao el 4 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.