Destacar la parte final de la película, muy emocionante y frenético y la química entre los dos protagonistas interpretados por Russell Crowe y Christian Bale es absolumente genial. Gran Película.

★★★★★ Excelente

El tren de las 3:10

En 1957, Delmer Daves creo El Tren de las Tres y Diez, film protagonizado por Glenn Ford y que se convirtió en un film de culto, por tener un tratamiento diferente, un western psicológico, más cercano a Sólo ante el Peligro y a Raices Profundas, por la tensión que producen, que a los westerns imperantes en la época. Era un film imperfecto, algo inverosimil, pero realmente entretenido. Cincuenta años después y en plena moda de hacer remakes de toda película existente, James Mangold nos propone una nueva versión de este clásico, y sorprendentemente la película es muy buena. Nada cambia con respecto al original, quizás se profundiza más en los personajes y la trama se vuelve más contemporánea aunque calcada al original pero…¿Es mejor que la original?


Realmente SI, la química entre los dos protagonistas interpretados por Russell Crowe y Christian Bale es absolumente genial, es sin duda lo mejor de la película, sus conversaciones y su relación. Russell Crowe da a Ben Wade, ese matiz de malo buenote, inteligente y deseando dejar su vida de forajido, que hace que te caiga bien. Christian Bale le da mucha fuerza y credibilidad a su Dan Evans, un hombre en busca de reconseguir el respeto tanto suyo propio como el de su familia, hombre muy honesto e interpretación del actor galés que haces que también te identiques con él. Colosal este duo. Pero en estos dos actores no se acaba la cosa, los secundarios son, también, sensacionales, Ben Foster haciendo de malo malísimo con mucho carisma y Logan Lorman haciendo de hijo de Bale con mucho aplomo. aparte de las interpretaciones, destaca mucho tanto la fotografía y la ambientación que hace que estés el el viejo y peligroso oeste, así, como una gran banda sonora de Marco Beltrami. En cuanto a la dirección es sobria, directa y con un pulso frenético.

James Mangold más un artesano que un director, demuestra su talento en esta película, y se rehace de trabajos anteriores dándole un sello propio, con personalidad y sacando lo mejor de un buen guión y gran reparto.

Quiero destacar la parte final de la película, muy emocionante y frenética, quizás el último giro final no sea del gusto de todo el mundo, y durante la película se pueda tachar de inverosimiles algunas de las acciones de los protagonistas, pero es una película de aventuras en el oeste como las de toda la vida, y asi hay que verla. Yo realmente disfruté y me emocionó la historia. La recomiendo a todo el mundo.
Lo mejor: Los actores,la ambientación...todo.
Lo peor: El estreno en España, ¿para cuando?

publicado por Emilio Martín Luna el 5 febrero, 2008
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.