Todo en ‘Rescue Dawn’, desde su cautiverio hasta su posterior fuga, nos lleva a un camino que ya nos ha hecho recorrer el director: el de la supervivencia y la constancia ante toda prueba posible.

★★★☆☆ Buena

Rescate al amanecer

¿Otra socarrona broma de Werner Herzog? ¿O de verdad es la odisea de un heroico piloto que trata de escapar de un campo de prisioneros en Laos en 1966? Con el alemán nunca se sabe, o mejor dicho, nunca hay que descartar ninguna posibilidad. El caso es que, de nuevo, da muestras de estar fílmicamente en forma con ‘Rescue Dawn’, pero atrapado en su propio bucle narrativo.

Dieter Dengler es un piloto alemán (nacionalizado americano) que se dispone a volar en su primera misión de bombardeo en los albores de la guerra de Vietnam. Es alcanzado, apresado y conducido a un pequeño campo de prisioneros. Con la ayuda de sus peculiares compañeros de celda, empieza a preparar su huida. Pero fugarse de un campo laosiano es fugarse de la jungla, y fugarse de la jungla es misión imposible. ¿O no?

Herzog parte del material que ya había abordado en su documental ‘Little Dieter needs to fly’, y recrea la odisea de Dengler, pero como siempre está más interesado en la lucha de un hombre contra el resto del mundo que en la historia que cuenta. Por eso, ‘Rescue Dawn’ es el retrato de alguien como él mismo (y van…), alguien que posee la determinación y la fuerza de voluntad suficientes para vencer su a cautiverio, al Vietcong, a la naturaleza y hasta al mismo Dios si se le llega a cruzar. Es por ello que ante la figura del protagonista, otra muesca (y van…) en el revólver de ese crack que es Christian Bale, los demás personajes se encuentran un par de escalones por debajo, sea física, psíquica o moralmente. Personajes, por cierto, muy acertadamente construidos por Jeremy Davies y Steve Zahn, y apoyados en una transformación física tremenda.

Todo en ‘Rescue Dawn’, desde su cautiverio donde llegamos a conocer más sobre la difícil vida de Dengler, hasta su posterior fuga, nos lleva a un camino que ya nos ha hecho recorrer el director: el de la supervivencia y la constancia ante toda prueba posible. Y ése es, a la vez, el encanto y el mayor inconveniente de la película. Es una historia tan unidimensional y tan contada que puede saber a poco.

En el plano técnico, y con el dominio del medio que le caracteriza, Herzog cuenta con Peter Zeitlinger, que ya capturó la belleza salvaje de la Isla de Kodiak en ‘Grizzly Man’, y que en esta ocasión aporta un look a ratos algo televisivo, pero que aprovecha los apabullantes paisajes naturales. La dirección artística del desconocido Arin Pinijvararak es buena, pero tirando a funcional. La minimalista y a veces enervante música de Klaus Badelt adorna con delicadeza las penalidades del héroe.

Para esto da, en esta ocasión, el discurso de Herzog, pese a estar envuelto en una capa de convencionalismo bélico cuando menos curiosa, e incluyendo final épico e idealizado. Uno no deja de pensar que el alemán está subrayando ciertos tics del cine de género USA con bastante mala leche. Lo que es evidente es que sus ganas de narrar se terminan al terminar la aventura de su héroe. ‘Rescue Dawn’, correcta pero no extraordinaria. Un 6.
Lo mejor: Christian Bale y sus estupendos compañeros de reparto, hasta los laosianos. La mala leche que se le detecta al retratar a los americanos. Que no es otra película de prisioneros de guerra.
Lo peor: Herzog camina por senderos trillados, y la historia difícilmente sorprenderá a alguien.
publicado por Plissken el 12 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.