Aceptable spaguetti western, de los primeros que se hicieron y por ello de los más comestibles.

★★☆☆☆ Mediocre

Siete pistolas para Timothy (Sette magnifiche pistole)

"Timothy es el fino dueño de una magnífica mina de oro que está en explotación. Todo iría bien si no fuera por Rodríguez, un malvado bandido mexicano, que quiere quedarse con la mina.Un día aparece Rodríguez por la mina, y mata, junto a sus hombres, a todos los peones que trabajan extrayendo el preciado metal. El capataz, un ex-sargento de la Guerra Civil, es el único superviviente y recluta a cinco de sus antiguos hombres. Ellos cinco, junto a Slim, un hombre a quien Rodríguez asesinó a su esposa, ayudarán a Timothy a acabar con la banda. Pero para eso deberán "poner al día" al bueno de su jefe, un brillante abogado que no sabe nada de peleas, manejos de armas…ni de beber buen whisky".

Aceptable spaguetti western, de los primeros que se hicieron y por ello de los más comestibles. Se combina la comedia con el western, lográndose que se pase el rato.
No es en absoluto una buena película, es bastante mediocre, pero está hecha con gusto, poseyendo un empaque formal estimable.

Brillante fotografía, buen número de extras,y una conjunción de experimentados intérpretes que cumplen con sus personajes. Es un pelín larga para este tipo de productos, pero no aburre aunque tampoco diga mucho. Una más, pero no de las peores precisamente.

Sean Flynn, hijo del mítico Erroll, demuestra una vez más que estaba lejos de poseer el aura de su padre, pero resulta simpático. No mucho después de hacer esta peli desaparecería como reportero en la guerra de Vietnam. Nunca se supo de él.

Lo mejor: Es simpática, sus intérpretes secundarios, la fotografía.
Lo peor: Se olvida con suma facilidad.
publicado por Iñaki Bilbao el 14 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.