El director aprovecha este vehículo audiovisual para criticar el manejo del gobierno Chino con las organizaciones criminales existentes en Hong Kong””

★★★☆☆ Buena

Triad Election (Election 2)

“Triad election” (2006), es un film del aclamado director hongkonés Johnny To, y es la continuación del film “Election” (2005). En ambos films, retrata los periodos electorales al interior de las triadas (mafias chinas). El guión esta a cargo de Nai-Hoi Yau y Tin-Shing Yip, responsables también del guión de la primera entrega.

La triada Wo Shing con el tiempo se ha convertido en una de las más temidas, respetadas y rentables de las organizaciones que operan en Hong Kong actualmente. Cada dos años, la sociedad escoge a un presidente, para que lidere los grupos que la conforman. El líder actual es Lam Lok (Simon Yam), que se muestra conforme con el poder y la autoridad que ha conseguido durante su estadía en el cargo, situación que no parece dispuesto a abandonar. Sin embargo, es tiempo de una nueva elección, y las estrictas reglas de la organización prohíben que él asuma nuevamente. Su única opción, es que nadie más se presente para ocupar el cargo, y así, forzar al consejo para que lo acepten nuevamente como presidente. Lamentablemente para sus pretensiones, Jimmy Lee (Louis Koo), un joven gangster con un M.B.A, pareciera ser el preferido del consejo para ocupar el puesto. El único problema, es que él quiere dejar la organización, para poder comenzar con un negocio legítimo. Pero cuando el gobierno Chino le ofrece apoyo completo para su imperio económico, si es que sale elegido presidente, se verá obligado a postular para el cargo. Ambos hombres, comenzarán una batalla por el poder, en que solo uno saldrá victorioso.
Son varios los temas que trata el director en este film. Uno es la paradoja en la que se ve involucrado Jimmy, quien para lograr salir del mundo en que se encuentra inmerso, en su intento de dejar de ser un criminal y pasar a ser una persona honrada, tendrá que convertirse en un criminal aún más despiadado y frió de lo que era hasta ese momento.
Jimmy, gradualmente se irá transformado en todo aquello que desprecia, sin que pueda hacer nada al respecto, poniendo en jaque su futuro y también a su familia.

Otro punto que se trata en el film, es la visión del director acerca de este tipo de sociedades en la actualidad. To percibe a los integrantes de estas sociedades, como tipos sin ningún sentido del honor, que se mueven únicamente debido a sus ansias de poder. Se muestra a los gangsters como seres débiles y ruines, cuyo miedo de perder el sitial que han logrado, los lleva a cometer acciones que derechamente van en contra de los preceptos bajo los cuales se crearon las triadas. El respeto hacia los consejos de ancianos que conforman estas organizaciones, también se pierde en la desesperación que provoca saber que de un momento a otro, se puede perder el estatus que tanto les ha costado conseguir.
Finalmente el director realiza una crítica directa hacia el manejo del gobierno chino con respecto a este tipo de organizaciones. Según la visión del director, el gobierno chino prefiere hacer la vista gorda respecto a las triadas, esto con el fin de mantener una sociedad ordenada, en que cada uno tenga su lugar respectivo dentro de esta sociedad, logrando de esta forma, evitar el posible caos que surgiría si se intentara erradicar de forma definitiva a las triadas. Esto esta ejemplificado, en lo que le sucede a Jimmy cuando intenta comenzar con su negocio legítimo. El agente de policía le deja en claro que de no ser él quien salga elegido como el nuevo presidente de la triada, es mejor que se olvide de cualquier tipo de negocio legal o ilegal. Esto nace debido a que Jimmy representa un nuevo tipo de negociación entre las triadas y el gobierno chino, en que el segundo, podría lograr obtener un mayor control sobre estas organizaciones. Es por esta razón, que el gobierno chino intervino, eliminando algunas escenas, que de alguna forma, sugerían este “trato preferencial” con estas organizaciones criminales.

Obviamente, un film que implique peleas internas entre un grupo de mafiosos no puede estar exento de algunas escenas de violencia. El director en este sentido, más que mostrarnos la violencia de forma explicita, realiza escenas en que esta, es más bien sugerida.
Lo curioso, es que estos mafiosos modernos en ningún momento utilizan armas de fuego, sino que se valen de palos o cuchillos al momento de atacar a sus rivales.
Johnny To pareciera preferir el uso del lenguaje corporal más que el del diálogo directo al momento de presentarnos a los personajes. Como muchos autores, ocupa el silencio como una herramienta útil al momento de crear cierto grado de tensión de una determinada escena, funcionando esto en la mayoría de los casos.

Las tonalidades oscuras del film sirven de manera eficaz para realzar la sensación de pérdida y el sentimiento de negatividad, que gradualmente comienzan a sentir los protagonistas al ver los problemas que se van presentando, como también el precio que están pagando por su ambición.

La banda sonora, según las palabras del mismo director, busca complementar el mensaje que él intenta comunicar, acerca del miedo al futuro que sienten los protagonistas, lo que según mi opinión personal, es correctamente logrado.

A pesar de que como dije al principio de la reseña, este film es la segunda parte de una saga, puede ser perfectamente visto sin la necesidad de haber visto la primera parte, aunque si se tiene acceso a ambos films, es recomendable verlas en orden.
Es un film que mantiene un ritmo adecuado, no siendo para nada aburrido y que además, es bastante sencillo de entender. Es sin duda una de las grandes entradas en lo que a cine de mafias de oriente se refiere, y una gran película dentro de la filmografía de este director.
publicado por Christian Sandoval el 22 febrero, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.