Seguro que en la vida real no es tan divertido que una adolescente se que quede embarazada, pero es que esta se hace contigo desde la primera escena.

★★★★☆ Muy Buena

Juno

Juno es una comedia. Y no debería ser una comedia porque trata de una chica de 16 años, Juno, que se queda embarazada tras enrollarse con un compañero de instituto del que ni siquiera está claro que sea pareja. Sin embargo, ella no se lo toma tan mal, a los amigos no les parece raro y los padres no se cabrean demasiado. Hay una naturalidad en lo que cuenta que me hace pensar que, o bien en Estados Unidos esta historia se repite a diario un montón de veces, o bien que los responsables de la película han apostado por un punto de vista desdramatizador que resulte más atractivo para el espectador. En cualquier caso Juno es tan adorable que ni siquiera el espectador piensa que el hecho de que una niña de 16 tenga que engendrar a un bebé para darlo en adopción tras su nacimiento sea una cosa tan mala.

Y es que quizás el problema de Juno es que los personajes son casi fantásticos: la protagonista que es adorable incluso cuando mete la pata, sus padres que la apoyan sin apenas reproches, la madre adoptiva cuyo único objetivo en la vida es tener un niño y el padre adoptivo que se quedó anclado en los ochenta. Son personajes con una motivaciones simples, que el espectador asume desde el primer momento y que no presentan dobleces. La ventaja es que el resultado es una historia amable y un buen rato en el cine, aderezado por una magnífica banda sonora. La desventaja, que la historia es más falsa de un billete de cuatro euros.

Sin embargo, Juno es todo lo que tendría que haber sido Pequeña Miss Sunshine y no fue. Tiene algunos diálogos memorables y el acompañamiento musical es de lo más fresco que hemos escuchado en años. El tono de comedía rozando lo romántico se mantiene hasta el final y uno sale del cine con una sonrisa, pensando que la vida es, pese a todo, maravillosa. Parte de este éxito hay que reconocérselo al personaje de Juno y a la interpretación de Ellen Page, que disimula perfectamente sus veinte añazos.

En resumen, Juno es una película amable, con bastantes momentos de carcajada, que te hace olvidar el drama que supone que una adolescente se quede embarazada. Hay que reconocer que es una propuesta muy fresca, con algunas particularidades que la hacen única, incluso dentro del cine indie en el que se la clasifica.

Lo mejor: El personaje de Juno y la interpretación de Ellen Page. El acompañamiento musical, fresco y original.
Lo peor: Los personajes son bastante maniqueos, algo irreales. Por momentos parece muy divertido quedarse embarazada con 16 años.
publicado por Taliesin el 29 febrero, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.