Liam Neeson y Pierce Brosnan nunca habían estado tan convincentes; son ellos dos quienes aguantan el peso de la película, los dos enfrentados que acaban por concienciarse tras un turbio pasado. Un recomendable y ameno entretenimiento.

★★★☆☆ Buena

Enfrentados (Seraphim falls)

Este próximo viernes se estrena Enfrentados, un western protagonizado por dos camaleónicos actores británicos: Liam Neeson y Pierce Brosnan. Después de presenciar una gran película como 3:10 to Yuma (que tampoco se ha estrenado aún en este país), me quedé con una sensación de esperanza, sintiendo que el cada vez más revitalizado género del western estaba volviendo mejor que nunca. Sin duda, en el film de David von Ancken se presencía, de nuevo, ese intento por modernizar el género y, a la vez, basarse en el estilo cinematográfico de antaño. Pero, así como en la magistral película de Mangold podía sentirse la historia como nuestra, en la que nos ocupa parece ser ajena a nosotros, pareciendo un duelo, bien llevado a cabo, pero visto desde lejos. Aunque, pese a este problema, el film presenta un buen ritmo y está cargado de secuencias admirables, sobretodo en su parte final, lo mejor de la película junto a las dos interpretaciones principales. Sí, el duelo puede ser un tanto contenido y poco creíble, pero los duelistas están estupendos, tanto mi admirado Neeson como el creído, aunque aquí bastante creíble, Brosnan. Ambos son los Enfrentados.

Sin ellos, no habría película. Y es que sólo hay que ver el enfrentamiento final, totalmente fuera de lo habitual, para saber lo que son dos actuaciones de primera. Sé que resultará evidente, pero este film guarda numerosas coincidencias con el de Mangold, aunque sea, este último, mucho mejor. Enfrentados, sin embargo, no va tan allá, no se moja tanto: es una película comercial con un atractivo duelo por en medio que, pese a todo, aburre en varias ocasiones y pierde interés en su parte media. Sin embargo, contiene un final de aire desértico y casi onírico que vuelve a las andanzas del comienzo, a la intensidad y la emoción, a la crudeza y las expresiones nada contenidas. De alguna manera, von Ancken se desfuga con una conclusión verdaderamente inmejorable (atentos a la breve pero contundente aparición de un personaje concienciador e irreal como el de Anjelica Huston).

Así pues, un film correcto, con  sus pros y sus contras, que acaba resultando muy entretenido y con un clímax final cinematográficamente perfecto. Liam Neeson y Pierce Brosnan nunca habían estado tan convincentes; son ellos dos quienes aguantan el peso de la película, los dos enfrentados que acaban por concienciarse tras un turbio pasado. Un recomendable y ameno entretenimiento.

Lo mejor: El clímax final y dos asombrosos Neeson y Brosnan.
Lo peor: En el nudo del film se pierde por completo el interés de la trama.

publicado por Ramón Balcells el 2 marzo, 2008
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.