muchocine opiniones de cinedesde 2005

Un drama más sencillo y directo, sin llegar al nivel de Un cuento de Navidad, posee méritos propios y destaca por su enorme humanidad, y el estupendo aporte al drama de todo su elenco.

★★★☆☆ Buena

El primer día del resto de tu vida

Si hablamos de dramas familiares, qué mejor que el cine francés. Vaya uno a saber por qué, pero los franceses tienen un don especial para este tipo de historias, siempre aportando dramas sencillos, potentes y conmovedores, que sin ninguna duda, constituyen el principal fuerte de toda la cinematografía francesa. El primer día del resto de tu vida es un ejemplo bellísimo de esta clase de historias. Organizado en base a un guión preciso y ajustado, que estructura toda la película en cinco años puntuales en la vida de la familia, cada uno de ellos dedicado a un miembro de la familia (ergo, cada momento en la vida de esta familia se narra mediante un punto de vista distinto), la película trata particularmente la falta de comunicación en una familia de clase media. Los dictámenes familiares, la rebeldía adolescente, la búsqueda de un rumbo propio, los desengaños amorosos, la incomunicación y el desgaste en el matrimonio, son algunos de los tópicos que la película trabaja sin que estos tópicos se vuelvan el centro de la película. El centro es la familia, la forma en la que esa familia se desarrolla a lo largo de los años, los sucesivos conflictos, los distanciamientos y las reconciliaciones forman parte de esta sucesión de momentos. El prolijo guión es el que orquesta a la perfección este drama, dándole a cada uno de los personajes su cuota de relevancia particular, y haciendo que cada uno de esos años se vuelva un instante de cambio en la rutina de la familia. Sin embargo, cuando el guión es rey, algunos elementos pueden volverse perjudicados por ello. Tal el caso de las circunstancias que el guión provoca para posibilitar alguna reacción particular en algún personaje. Ejemplo de esto es el momento en el que la madre resulta herida por un accidente cuando va en busca de su hija, luego de que esta escapa de su casa, y este elemento genera el arrepentimiento de la hija y la vuelta al hogar. No importa aquí principalmente la acción de la vuelta misma al hogar familiar, sino el hecho de insertar, en una película que hasta ese momento carece de subrayados, una acontecimiento excesivamente intenso y dramático, y más que nada, oportunista y muy forzado, para generar esa reacción en la hija y como consecuencia, la unión familiar. Otro momento conflictivo es el que da pie al final de la película, y sobre el cual no conviene brindar detalle. Este último acontecimiento posee sin embargo la riqueza de una construcción previa en la última media hora de película, que da pie a entender esa conclusión. A pesar de esto, el hecho en sí resulta un golpe demasiado bajo teniendo en cuenta la sutileza y el medio tono propio del registro en el que está narrado el film. Afortunadamente, momentos como estos no abundan en la película, por lo que, obviándolos, lo que queda es un drama de una calidez y una humanidad soberbia, con un elenco encabezado por un brillante Jacques Gamblin, que beneficia a su personaje, y a todo el elenco, con su inteligente economía de recursos interpretativos. Un drama alejado de otros mucho más complejos, más ambiciosos desde lo estético y lo narrativo, como el genial Un cuento de navidadEl primer día… es un drama más sencillo y directo, sin llegar al nivel de Un cuento…, posee méritos propios y destaca por su enorme humanidad, y el estupendo aporte al drama de todo su elenco.   
Lo mejor: El elenco, especialmente Jacques Gamblin, y un guión preciso y cuidado.
Lo peor: Los momentos que el guión genera de manera forzada y quedan como golpes bajos inesperados en una propuesta sutil como esta.
publicado por Leo A.Senderovsky el 28 julio, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.