muchocine opiniones de cinedesde 2005

Un producto de entretenimiento al servicio de Dwayne Johnson, que podría seguir funcionando sin su presencia.

★★★☆☆ Buena

La montaña embrujada

Si deseamos pedirle un poco de originalidad a esta película con el sello Disney, estamos acabados. Por fortuna, su falta de originalidad no molesta demasiado. Aunque hay que valorar de entrada algunas cosas. En primer lugar, que siendo parte de la factoría Disney, carece de la coraza familiar de la mayoría de sus productos. Sorprende un poco que su protagonista sea un hombre soltero (aunque no tanto que tenga su contrafigura femenina, y a un par de niños extraterrestres con los que terminará desarrollando una relación paternal).

Sin embargo, lo que prevalece es un relato de aventuras y ciencia ficción, y en ese sentido, sorprende que Disney se haya metido con el relato fantástico (más allá de que esta sea una remake de dos películas producidas por Disney en los setenta, adaptaciones a su vez de una novela de Alexander Key), En su largo historial son contadas sus experiencias en el ramo, su última experiencia rutilante en el género fue hace un cuarto de siglo, con un rotundo fracaso devenido, por obra y gracia de la gran corporación, en film de culto, aunque con algo de ayuda por parte de Los Simpsons, y su pregunta histórica “¿Alguien ha visto Tron?”. Lo cierto es que Tron poseía algunos elementos de innovación tecnológica que devendrían ni más ni menos que en la animación por ordenador, pero en cuanto al film en sí era un relato bastante naïf que en su momento pasó casi desapercibido. Disney sabe que la recepción de Tron hoy no es la misma que al momento de su estreno, por lo que se decide a volver a dicho terreno con un relato de extraterrestres  con algunas referencias claras a aquella obra de los ochenta (en una escena se ve pasar a un hombre vestido con el uniforme característico de aquella película, entre otros signos que se dan cita), sin dejar de lado su condición de entretenimiento familiar, pero sin hacer de esa condición su principal lectura.

The Rock, ya definitivamente rebautizado en el cine con su nombre real, demuestra que es el Schwarzenegger del nuevo milenio. Ha heredado no solo la musculatura, sino también el carisma de Arnie, y posee unas dotes actorales similares, nada descollantes, pero en constante evolución, lejos de su acartonamiento inicial, lo cual es algo para destacar (aunque no pidamos que derrame una lágrima porque está en problemas, como evidencia la última secuencia).

Más allá de Mr. Dwayne Johnson, quien sostiene con su rostro entre desencajado y furioso gran parte de la trama, se encuentra un relato de aventuras imparable, sólidamente producido, claramente perfilado al público infantil, que, sin sorprender, funciona y entretiene sin pausa, aunque para una mayor solidez le hubiera hecho falta un villano de mayor peso que el que interpreta Ciarán Hinds, y un argumento más relevante para mantener la “Montaña Embrujada” en su título. Un producto de entretenimiento al servicio de Dwayne Johnson, que podría seguir funcionando sin su presencia, por lo que habrá que agradecer que corporaciones como Disney, con su habitual tendencia a reflotar ideas viejas (dejando a la vista que lo primero que faltan son nuevas ideas) terminen estrenando un producto como este, atado a esa misma tendencia agobiante y con un resultado irrelevante, pero aún así entretenido y sólido. Ahora bien, un espectador más exigente, o más optimista, siempre espera un poco más, y en este caso, podemos seguir esperando.

Lo mejor: Solvencia narrativa, entretenimiento genuino, y Dwayne Johnson.
Lo peor: Falta de originalidad.
publicado por Leo A.Senderovsky el 28 julio, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.