Sigue el espíritu de la saga que alcanzo a facturar mucho en los ochentas pero ya no asusta como antes ya que han pasado decenas de cintas de malos que hacen palidecer al mismo Jason. Sirve para que lo conozcan las nuevas generaciones.

★★☆☆☆ Mediocre

Viernes 13

Platinium Dunes ha hecho una verdadera institución en relación a remakes de cintas de los setentas y ochentas. La productora pertenece entre otros a Michael Bay (Trasnformers) y se ha caracterizado por tomar material de este tipo para mostrarla a las nuevas generaciones como ocurrió con la exitosa reedición de “La Masacre de Texas” que le abrió el apetito para ir tras otro mito como Jason y tantos otros que de seguro le siguen rindiendo recaudos con el mismo espíritu  que los movía a través de modestos presupuestos y la no inclusión de estrellas en sus elencos.  Jason es toda una institución en gringolandia con sus Viernes 13, si hasta peleo con Freddy de Pesadilla, Viajo hasta nueva York y al espacio,  que más se le podía pedir que renaciera en un remake. La realización es un calco con mejor sonido y diseño de producción, pero lo que asustaba antes ya no lo hace como entonces, eran otros tiempos y se hace más difícil levantar un mito como Jason. La trama se centra en Clay (Jared Padalecki) que busca sin suerte a su hermana desaparecida y como no se dirige al espeluznante bosque en Crystal Lake, tropieza con los viejos y decrépitos restos de una cabaña que yace detrás de unos árboles cubiertos por denso musgo. Como es de esperar se encuentra con varios estudiantes que se preparan a vivir un fin de semana de desenfreno. Jason acecha y pisar fuerte con su afilado machete donde la garganta y la cabeza de muchos visitantes volarán.Dirige Marcus Nispel (La Masacre de Texas) que aprovecha a uno de los villanos que siempre están grabados en la mente de la gente como Darth Vader y Freddy. Si haya algo que reconocerle a la inspiradora de esta cinta es la gran suma de clichés, no creo que haya una saga que tenga tantos. Una de las constantes de la saga está aquí. Si aparece una chica semidesnuda morirá, el que tiene sexo o es drogo también y de la manera más terrible. Mero divertimiento que no asusta ni sorprende como antaño si durante la ausencia de Jason nacieron malos y monstruos que lo hacen incluso palidecer.  Damian Shannon y Mark Swift, que habían escrito ‘Freddy contra Jason’ son los creadores d e la historia que los traslada a regresar a las raíces de la saga buscando a los fans y a los nuevos espectadores.

 

publicado por David Lizana el 27 julio, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.