El último rol principal en una cinta de terror del gran Vincent Price, en colaboración con Peter Cushing y Robert Quarry, en una cinta entretenida pero con muchas imperfecciones.»»

★★★☆☆ Buena

Madhouse

“Madse” (1974), es un film de terror dirigido por Jim Clark, cuyo guión obra de Ken Levison y Greg Morrison, es una adaptación de la novela “Devilday”, del escritor Angus Hall. La cinta está protagonizada por Vincent Price, Natasha Pyne, Peter Cushing y Robert Quarry.

Cuando la prometida de la estrella de cintas de terror, Paul Toombs (Vincent Price) es brutalmente asesinada, el actor sufre un colapso emocional que pone fin a su carrera. Doce años después, las películas de su personaje el “Doctor Muerte” cobran una inusitada popularidad, por lo que Paul es contratado para revivir su personaje en una serie de televisión. Sin embargo, al poco tiempo de su regreso comienzan a ocurrir una serie de macabros asesinatos que reproducen escenas de sus películas, por lo que rápidamente se convierte en el principal sospechoso.
Los derechos de la novela “Devilday” de Angus Hall, fueron comprados por la American International Pictures (AIP) en 1970 y pasaron varios años antes de que esta historia fuera producida. No fue hasta que la productora inglesa Amicus mostró cierto interés en la historia y decidió asociarse con la AIP que el proyecto cobró vida. La novela trataba acerca de un reportero televisivo que se encuentra con una deslucida estrella del cine de terror, que interpretó una serie de películas encarnando al Doctor Dis, y que ahora coquetea con el satanismo. Para ser justos, la novela original era bastante mala. Afortunadamente, muy poco de la novela fue tomada en cuenta durante la construcción del guión, con la excepción de la premisa básica acerca de un actor y su retorno a la televisión, luego de haber estado involucrado en un bullado escándalo.

El guión convierte a Toombs en un personaje bastante más carismático que el de la novela, lo que logra que el espectador se identifique con él, pese a que no se está seguro de su inocencia. Otro cambio realizado en el guión fue el que los asesinatos fueran un calco de los asesinatos vistos en la serie de películas del Doctor Muerte, hecho que inevitablemente no llevará a pensar en la culpabilidad del atormentado actor. Este cambio funciona en dos niveles distintos. Primero, siembra algunas dudas en el espectador que ha sido testigo del delicado estado mental de Toombs, por lo que no seria raro que cometiera estos asesinatos sin tener plena conciencia de los mismos. Por otra parte, esta idea responde al intento de los guionistas por repetir la fórmula de las “muertes creativas”, probada exitosamente en las cintas del Dr. Phibes y en “Theater of blood” (1973). Lamentablemente en ese sentido quedaron algo cortos en comparación con los otros tres films.
Vincent Price había trabajado en películas producidas por la AIP durante catorce años comenzando con la magnifica “La caída de la casa de Usher” (1960). Sin embargo, pese a lo que se pueda pensar, Price no se encontraba totalmente a gusto trabajando para la productora. Esta seria su última participación con la productora, el cual lamentablemente, seria un trabajo que le traería varios dolores de cabeza. Esta cinta cuenta también con la participación de Robert Quarry, actor que personificó en dos ocasiones al Conde Yorga (que era la versión de Drácula de la AIP), y quien además ya había trabajado con Price en el film, “El regreso del Dr. Phibes” (1972). Quarry era el actor llamado a tomar el puesto de Price una vez que este dejara la productora. Lamentablemente, la salida de la cinta “El Exorcista” (1973), significó el fin de la moda de los films de horror de bajo presupuesto, por lo que la AIP desechó la idea de posicionar a Quarry como el rostro más importante de la productora.

En esta ocasión, Quarry había sido contratado para personificar a Herbert Flay, el guionista amigo de Paul Toombs, pero en vista de su relativa juventud se le adjudicó el rol del nefasto productor Oliver Quayle. Este actor al igual que Price, seria uno de los que se quejaría enérgicamente por el guión que presentaba este film. En una entrevista declaró que el guión les fue entregado solo el día antes de comenzar las filmaciones, para prevenir que los actores, en especial Price, pusieran trabas para filmar el guión. Tan malos eran los diálogos originales, que Quarry optó por cambiar gran parte de sus diálogos, dejando solo la línea final que le daba el pie al otro actor para comenzar a hablar. De esta forma mejoraba los diálogos lo más posible y se aseguraba que el director no percibiera los cambios hechos. Una vez que Price se enteró de lo que hacia Quarry, rápidamente le pidió que lo ayudara también con sus diálogos, porque al igual que su colega, los encontraba espantosos.
La Amicus por su parte, contrató a quien era su estrella y quien fuera un actor icónico dentro de la mítica Hammer, el gran Peter Cushing. A él se le ofreció el rol que en un principio estaba pensado para Quarry. Aunque se podría decir que su rol es bastante menor, el hecho que él trabaje junto a Vincent Price le provee de un enorme plus a esta producción. Ambos actores ya habían trabajado juntos en la cinta de la AIP, “Scream and scream again” (1970), en la que también trabajó Christopher Lee. Pese a que solo trabajo 12 días, se le pagó el mismo sueldo que a Price y al igual que sus colegas, no estaba muy conforme con el guión, por lo que reescribió gran parte de las escenas finales.

La película sirve principalmente como medio para tributar la exitosa carrera de Vincent Price en la AIP. Las películas que supuestamente pertenecen a la saga del Doctor Muerte, y de las cuales muestran algunos fragmentos en más de un par de escenas de la cinta, no son más que escenas de la gran mayoría de las películas que el actor realizó junto al director Roger Corman, en sus famosas adaptaciones de las obras de Edgar Allan Poe. Es por eso que podemos distinguir escenas de películas como “El cuervo” (1963), “El pozo y el péndulo” (1961) y “Tales of terror” (1962), entre otras.

De la misma forma, podemos ver en la escena de la fiesta de disfraces en honor al regreso de Paul Toombes, que tanto Quarry como Cushing están disfrazados de vampiros, lo que viene a recordar el rol del Quarry en “Conde Yorga, vampiro” (1970), y su secuela “El regreso del Conde Yorga” (1971), mientras más en forma de parodia el disfraz de Cushing viene a recordar su rol de Van Helsing en los films de la Hammer. Si bien la película presenta más de algún fallo, principalmente en cuanto al guión y la floja dirección de Jim Clark, también posee una serie de virtudes, como el acercamiento de la trama al giallo italiano, presentando a un asesino del que desconocemos su identidad, que además se disfraza para cometer los crímenes y que por último utiliza preferentemente armas blancas para atacar a sus victimas. Sumado a esto, contamos con la actuación de tres estrellas del género, y pese a que Cushing aparece una reducida cantidad de minutos, de todas formas resulta ser un aporte para la cinta. Además cuenta con una correcta banda sonora, obra de Douglas Gamley, y unos bien seleccionados escenarios, en especial la lúgubre mansión en la que residen Toombs y su amigo Herbert Flay.

Cuando se completaron las filmaciones, la película fue escasamente lanzada por lo que tuvo un humilde paso por la taquilla. Esto provoco que los el proyecto de la AIP que también involucraba a Price, llamado “The naked eye”, fuera absolutamente desechado marcando el final de una era. Como mencione anteriormente, la salida del film “El Exorcista”, dio inicio a un nuevo tipo de horror, marcado por la incursión en el género de las grandes productoras, lo que significó la caída de productoras más humildes como la AIP, la Hammer o la Amicus, entre otras.

La película pese a todo es bastante entretenida, cuenta con buenas actuaciones y lo que es más importante, fue el último rol principal en una cinta de terror del gran Vincent Price, razón más que suficiente para darle una oportunidad a esta obra. 
 

Lo peor:

publicado por Christian Sandoval el 3 abril, 2008

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.