Lo que más me interesa es la cara gamberra de estos bastardos que al fin de cuentas es lo que mejor se le da a nuestro amado cineasta.

★★★☆☆ Buena

Malditos bastardos

¡Tarantino vuelve como una locomotora! No le importa ser políticamente correcto, no pide perdón ni va a rodar con ciertos convencionalismos. Este hombre ama el cine de verdad. El sangriento, Spaghetti Western, terror serie b. Una enciclopedia de la explotación canalla embutida en dobles sesiones en locales de mala muerte.

Diálogos llenos de ironía, sarcásticos, fluidos y ciertamente desternillantes. El Benjamin Button Brad Pitt excepcional superado por el actor Alemán Christoph Waltz que realiza una interpretación que pasará a los anales de la historia. Al que escribe ya le encanto en la cinta “Vacaciones Mortales”. Todo se tiene que decir, creo que sorprende el ritmo lento. ¿Un filme bélico del autor de Reservoigh Dogs con ritmo apaciguado? La verdad es que tampoco es novedoso, recuerden Death Proof con algunos parajes ciertamente inamovibles. Este es el principal fallo del filme en cuestión, jugar a dos bandas. Por un lado demostrar un lado serio sin olvidar los fundamentos Tarantinianos. Cinefilia Trash, humor, acción, violencia etc.…

El autor se pule en una mayor madurez aunque sin embargo se echa en falta la frescura y descaro de antaño. Te todas formas no vamos a discutirle su talento de cineasta con voz propia “Embutida en múltiples referencias” pero que siempre tiene algo que contar y para la ocasión lo hace de lujo.

En su parte seria se nos muestra un drama que homenajea al cine europeo de mitad de siglo. Utilizando recursos visuales expresionistas notables, este es el mejor trabajo técnicamente hablando de la filmografía del autor. Todo funciona en el sobresaliente, desde su genial fotografía, decorados de alta escuela, excepcional banda sonora, gran vestuario y maquillaje y unos efectos especiales de primera magnitud. Entre todo se consigue una caracterización de la época ciertamente demoledora.

Lo que más me interesa es la cara gamberra de estos bastardos que al fin de cuentas es lo que mejor se le da a nuestro amado cineasta. Jugar a Fassbinder no es lo suyo.

Empieza la acción y el humor marca de la casa, despachándose a gusto con todo lo que huele a nazismo. Añadiendo orgullo anti-semita junto a la euforia aliada. Su mirada es salvaje y no deja títere con cabeza. No obstante el mejor personaje de la narración es el coronel nazi Hans Landa, tratado con una rotundidad ciertamente terrorífica a la que ayuda la “Vuelvo a repetir y no me cansare” interpretación sublime de Waltz que destila kilos de mala leche en solo su mirada.

Como en Pulp Fiction nos encontramos en un puzle complejo que empieza con la búsqueda de venganza de una mujer y su encuentro con los bastardos para llegar al clima final en el cine con ese plano subjetivo en una escena alucinada aderezada con montaje netamente ochentero. Creo que otro de sus contras es el poco aprovechamiento de los bastardos al que se les podía sacar mucho más, no obstante analizando pros y contras, nos encontramos con un producto notable con secuencias que darán mucho que hablar. El nombre del título se refiere al film de los 70 The Inglorious Bastards del italiano Enzo G. Castellari que finalmente en la trama poco tienen que ver. Simplemente un guiño más de Tarantino.

Lo mejor: La interpretación de Waltz.
Lo peor: Tiene grandes bajadas de ritmo.
publicado por Andrés Pons el 19 septiembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.