muchocine opiniones de cinedesde 2005

David Kepesh (Ben Kingsley) es un afamado y erudito critico de Arte que además es profesor en la universidad, pero a pesar de parecer un hombre entero con una vida plena, seria y estable, es un hombre atrapado en un inacabable síndrome de Peter Pan.

★★☆☆☆ Mediocre

Elegy

David Kepesh (Ben Kingsley) es un afamado y erudito critico de Arte que además es profesor en la universidad, pero a pesar de parecer un hombre entero con una vida plena, seria y estable, es un hombre atrapado en un inacabable síndrome de Peter Pan,  su mayor miedo es crecer, y tener responsabilidades en la vida, solo hay dos cosas que mantengan el interés en su vida, hacer lo que quiere en la vida sin ningún tipo de atadura y mantener a toda costa relaciones sexuales con todas las alumnas que le sea posible. Kepesh contara con el apoyo del también vividor y Poeta George O’Hearn (Dennos Hopper), su mejor amigo y cómplice de corredurías, con el cual como si fueran dos crios en plena pubertad dedicaran su tiempo juntos a contar las muescas de sus revólveres y sus mas y sus menos con todo tipo de detalle, hasta que Kepesh cae en las redes en una joven de treinta y tantos años menos que el, y aquí es donde entra nuestra actriz mas internacional. Consuela Castillo interpretado por Penélope Cruz es una joven Cubana que muestra interés por el profesor, pero no por su fama si no por el mismo y por su sabiduría, este terminara por convertir la relación en una obsesión dividida entre su egoísmo y miedo a atarse a alguien y el miedo a que Consuela le deje por alguien mas joven según pase el tiempo.

Isabel Coixet (Invisibles), trata de plasmar los problemas de un hombre maduro de muy buena posición por su miedo a crecer y atarse a los demás, pero las circunstancias le llevaran a no solo atarse si no a cambiar de parecer a pesar de luchar contra ello auto convenciéndose del fracaso de su relación, y de ver posibles fantasmas donde no los hay. Kepesh nos dejara conocer su egoísmo en totalidad  dándonos a ver el odio que siente hacia su hijo, refugiándose en lo que llamaríamos psicología invertida culpándole de que este le siga odiando y no le perdone por abandonarles a el y a su madre veinte años atrás, sin ningún tipo de conciencia para continuar con la vida que a el siempre le ha gustado, gestando en su mente la absurda idea de que realmente lo hace por el bien de ellos, y no de el mismo.

Por norma general me gustan las películas que hablan sobre la vida cotidiana de la gente, películas que plasman las vivencias de las personas, y películas de mucho dialogo, pero sobre todo me gustan las películas que  cuentan algo de interés para el espectador, un interés mas profundo que la historia de un viejo verde que solo piensa en si mismo y en cuantas jovencitas pasaran por su cama en ese curso, ya que esta es la esencia central de la historia de esta película, el resto son caminos largos o cortos que nos llevan al mismo punto sin mostrar nada mas que a un personaje que ve que el tiempo pasa y se le va de las manos a pesar de aferrarse a el, película que de no ser por la creíble interpretación de Ben Kingsley y las leves pinceladas de Dennis Hopper seguramente no habría ni terminado de ver, ya que el aburrimiento hace el resto.

Solo haré un breve hincapié, en que no entenderé nunca la obsesión de hollywood por dar a los españoles papeles de americanos latinos en vez de papeles de europeos, pero menos aun lo entiendo de un realizador nacional, pero para gustos los colores.

Lo mejor: Ben Kingsley sin duda alguna.
Lo peor: Que Coixet nos muestras un film sin interes alguno para el espectador, lento y muy muy aburrido.
publicado por Raúl Rubio el 23 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre