muchocine opiniones de cinedesde 2005

Película entretenida y simpática de las de ver una o dos veces, con un final justo y más que razonable, que busca dos moralejas de esas que tanto gustan a los americanos.

★★★☆☆ Buena

21 Black Jack

Es verdad que ya se ha contado en otras ocasiones la historia de un grupo de jugadores de cartas que haciendo trampas se quedan con todo el pastel, pero en esta ocasión la trampa mas que una trampa es una habilidad, Jim Sturgess (Las hermanas Bolena) interpreta a Ben Campbell, un muchacho fascinante que hace que las matemáticas y la física quántica parezca un juego de niños, un día un profesor interpretado por el siempre magnifico Kevin Spacey (Superman Returns) le descubre y le ficha junto a otro grupo de alumnos aventajados, en una especie de equipo clandestino con el fin de ir a las vegas y destripar los casinos jugando al Black Jack, para ello utilizan una técnica matemática, que entre todos ellos hacen que Jim consiga sumar todas las cartas de la mesa y así poder saber cuando puede apostar o cuando no. La vida de Ben cambiara de medio a medio, de ser el alumno aventajado con sus dos siempre inseparables amigos “Frikis”, sin chicas y sin un duro siempre en la cartera, a pasar los fines de semana siempre por la vegas en limusina, alojarse en suites de grandes hoteles y a vivir en la abundancia.

La razón de Ben en entrar en el equipo es nada mas que conseguir dinero para poder costearse sus estudios de medicina en Harvard, pero pronto todo cambiara y la codicia hará el resto, pronto acabara por perder a sus amigos y todo lo que rodea su vida cotidiana, esto hará que su concentración no sea la misma y termine también con grandes problemas en el equipo.

La historia como ya he comentado no es innovadora, pero si su forma de contarla y el fondo de ella, cosa que hacen de esta cinta que sea fresca, muy fluida y en ocasiones hasta divertida, incluso hasta la música muchas veces acompaña, todo ello hará que nos olvidemos de algún que otro claro engaño plasmado por Robert Luketic, y la forma descarada en que la película nos lleva por donde ella quiere en todo momento hasta conseguir la finalidad que desea.

Película entretenida y simpática de las de ver una o dos veces, con un final justo y más que razonable, que busca dos moralejas de esas que tanto gustan a los americanos, la primera es que la avaricia rompe el saco, y la segunda claramente es que donde las dan las toman.
Lo mejor: Lo entretenida y fresca que resulta la pelicula, y como no Kevin Spacey que se hace caro de ver.
Lo peor: Lo tramposa que resulta la pelicula en cuanto a ciertos detalles nada creíbles.
publicado por Raúl Rubio el 25 abril, 2008

Enviar comentario