Bonita banda sonora y bellos paisajes patrios, para un western que resulta poco pedagógico en cuanto a la vida, obra y “”milagros”” de Joaquín Murrieta, pero hace pasar un buen rato, aunque olvidable.

★★☆☆☆ Mediocre

Joaquín Murrieta (Murieta)

"Joaquín Murrieta es un mejicano que, junto a su bella y querida esposa Rosita, se adentran en territorio californiano poblado por hombres blancos.  Ha oído hablar del oro y desea encontrarlo para comprar y vivir en el, un rancho en Sonora, de donde son originarios. En efecto, lo encuentra, pero también el odio y racismo de los blancos, que le pegan una paliza de muerte y violan y asesinan a Rosita. Desde entonces, vivirá para vengarse".

Entretenido western español, que no debe considerarse spaguetti por cuanto, por extraño que parezca, no tiene financiación extranjera. Está rodado de forma eficaz por el ilustre artesano de Hollywood George Sherman, autor de un buen número de westerns, tan impersonales como vistosos.

Este es más de lo mismo, una pena si consideramos que se podría haber hecho una peli mejor, pues hay textos de indudable belleza sobre Murrieta, como el de Pablo Neruda.
Sin embargo, Sherman y los productores de la cinta han preferido apartarse de la vida real de Joaquín Murrieta, para narrar una bastante convencional historia de venganzas y muertes.

Y no lo hace mal, siendo amena en todo momento y con escenas bien resueltas como las del "ahorcamiento" del segundo de Murrieta, Jack "Tres Dedos", por haber robado unas gallinas, muy bien encarnado por nuestro estupendo y ya desaparecido actor Roberto Camardiel (que en los westerns spaguettis solía encarnar a jefes bandoleros mexicanos si no lo hacía el inefable Fernando Sancho).

El resto está contado con un ágil ritmo, aunque poca profundidad. Y es que de eso adolece principalmente este western, de profundidad psicológica, aunque los diálogos entre Murrieta y el coronel Love, honestamente encarnado por un Arthur Kennedy que en esta ocasión hace muy bien de bueno, son sencillos y apelan de forma clara a la tolerancia y respeto hacia el ser humano, por muy distinta que sea su procedencia, color y/o estrato socio-económico.

Bonita banda sonora y bellos paisajes patrios, para un western que resulta poco pedagógico en cuanto a la vida, obra y "milagros" de Joaquín Murrieta, pero hace pasar un buen rato, aunque olvidable.

Lo mejor: Es bastante entretenida. La escena del ahorcamiento.
Lo peor: Es poco profunda.
publicado por Iñaki Bilbao el 26 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.