muchocine opiniones de cinedesde 2005

Película pequeña, leve, superficial, diseñada para gustar a cuanta más gente mejor, agradable. En fin, un film adecuado para paladares poco exigente dispuestos a pasar un rato agradable sin más en el cine. Decepcionante si se espera algo más.

★★☆☆☆ Mediocre

Juno

Tras haber visto Juno, me reafirmo en la creencia de que el cine independiente no existe. Es una etiqueta, una estrategia de marketing usada por los grandes estudios para acercarse a un tipo de público que de otro modo no iría a ver esa película. Su espectador objetivo es aquél que es reacio a ver todo aquello que él mismo califica como comercial, vamos el típico alternativo que prefiere ver un film peruano de un director cualquiera al último trabajo de Martin Scorsese, por ejemplo. A poco que supieran algo de cine se daría cuenta de que si películas como Juno o Pequeña Miss Sunshine llegan a las pantallas es porque estudios como Paramount o 20th Century Fox ven oportunidades de negocio. Y por lo tanto, de cine independiente de grandes estudios tienen muy poco. Además son películas que responden a un esquema prefefinido del que casi todas parten, a saber: sus protagonistas suelen ser familias disfuncionales que viven en los suburbios de una gran ciudad, visualmente son poco atractivas, repletas de planos funcionales y poco más (con excepciones por supuesto), su banda sonora se compone de canciones de grupos pop/rock alternativos y curiosamente, se venden como churros, etc… En definitiva, el cine independiente no existe, o al menos, no es lo que nos venden como tal.

Y ahora hablemos un poco de Juno. La película de Jason Reitman (hijo de Ivan, el director de Cazafantasmas) narra cómo una joven de 16 años, la Juno del título, interpretada por Ellen Paige, tras quedarse embarazada y un frustrado intento de aborto, decide seguir con el embarazo y entregar el niño a una joven pareja de vida acomodada.

Por un lado lo que sorprende Juno es que pese a lo alternativa que parece es profundamente conservadora en su planteamiento y resolución. La clínica abortista a la que la joven se dirige es tan cochambrosa y oscura que sólo eché en falta algunos fetos malogrados diseminados por la sala de espera. Claro, con un panorama así Juno decide seguir adelante con su embarazo. Además la pareja a la que decide entregar el niño son unas personas de ensueño aunque con desavenencias pero con un status económico desahogado para poder sacar al niño adelante sin problemas. Vamos, a partir de ahora el film debería proyectarse en todas las comunidades autónomas gobernadas por el PP junto con el vídeo en contra del aborto que muestra fetos destrozados como en algunas ya hacen(y llevan haciendo años).

Desde el punto de vista de dirección Reitman dota de un ritmo adecuado a la película, nunca aburre y siempre resulta simpática y entrañable, además consigue unas buenas interpretaciones de todo el reparto. Todo esto unido a la levedad de lo narrado y la ajustada duración de hora y media, consigue que la película pase muy rápido y resulte lo suficientemente blanca como para no ofender a nadie, razón sin duda de su gran éxito.

El guión de Diablo Cody, una ex-stripper, resulta mejor cuanto más te creas el personaje principal, un personaje tan adulto para su corta edad, que resulta como poco repelente y ciertamente increible. La autora dice que ella a los 16 años era así, aunque creo que una cosa es cómo ella se recuerda y otra cosa es cómo los demás la recuerdan. Un poco de autocrítica no le hubiera sentado nada mal. Al lado de Juno, el único personaje bien descrito y construido, el resto de caracteres están trazados a cuatro grandes rasgos, dejando cojo el conjunto. Además añade algunos toques "culto-alternativos", con las referencias al cine de Dario Argento y algunos grupos de rock de los 70, pero son tan superficiales que más parecen fruto de una búsqueda rápida en google que de un conocimiento real de la materia.

En el plano interpretativo destacar la excelente interpretación de Paige, ella sostiene toda la película, de hecho con una actriz menos dotada el conjunto no se sostendría. El resto de actores resultan muy adecuados y creíbles pero sus papeles apenas dejan espacio para su lucimiento.

Dentro del plano técnico pocas cosas a destacar, es una película pequeña y todas las facetas técnicas están enfocadas a conseguir el look alternativo, desde la fotografía realista y "descuidada", hasta su dirección artística pasando por la obligada selección de canciones de pop/rock de grupos no excesivamente conocidos.

En resumen, Juno es una película pequeña, leve, superficial, diseñada para gustar a cuanta más gente mejor, agradable. En fin, un film adecuado para paladares poco exigente dispuestos a pasar un rato agradable sin más en el cine. Todo aquél que espere algo más que un film correcto se sentirá defraudado. Por otro lado, desde ya debería pasar a formar parte del catálogo de películas de las fundaciones antiabortistas pues su mensaje ultraconservador resulta adecuadísimo.
Lo mejor: Ellen Paige.
Lo peor: Su moraleja ultraconservadora.
publicado por José Córdoba el 29 abril, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.