muchocine opiniones de cinedesde 2005

Más allá de ser la típica película sobre la búsqueda del amor y de uno mismo, es una historia sobre el camino en sí.Una película que ha pasado desapercibida pero que te deja con buen sabor de boca.

★★★★★ Excelente

My Blueberry Nights

 

Llevaba tanto tiempo esperando a poder ver esta película que todavía estoy que no me lo creo. Se suponía que el rodaje de la película tenía que terminar en septiembre de 2006, pero al final Wong Kar Wai, conocido por reescribir sus guiones casi a diario y sobre la marcha, decidió rodar unas escenas en la nieve, con lo cual el estreno se ha ido retrasando cada vez más.

El caso es que al principio la emoción se me juntó con el miedo a que tanta expectación condicionara mi forma de verla y a que la elección de Norah Jones para el papel protagonista fuera un completo desastre, pero eso sólo duró un par de minutos…En cuanto empezó a sonar la voz de Norah Jones y luego Cat Power lo supe, esta película iba a encantarme.

My Blueberry Nights cuenta la historia de Elizabeth (Norah Jones) que tras un desengaño decide embarcarse en un viaje a través de América, sin saber muy bien a dónde se dirige en cada momento. A lo largo del viaje conocerá a una serie de personajes que la ayudarán poco a poco a ir descubriendo lo que quiere.

Pero más allá de ser la típica película sobre la búsqueda del amor y de uno mismo, es una historia sobre el camino en sí. Sobre cómo a veces tienes que escoger el trayecto más largo para llegar de verdad a donde quieres.


Una de las cosas que más me gustan de las pelis de Wong Kar Wai, es la música, siempre va un paso más allá de la historia, dejándote ver otros aspectos de ella y complementándola a la vez…En esta ocasión las canciones de Norah Jones y Cat Power (junto con la aparición estelar de Chan Marshall en el film) me han llegado al alma, no sólo porque son perfectas si no ¡porque me encantan! Además, al parecer, el director solía preguntarle a los actores qué canción escogerían para determinados momentos de la peli y muchas de las sugerencias acabaron en la BSO.

Si esto lo unes a una fotografía increíble, cuidada hasta el último detalle, hace que cada secuencia sea algo mágico. Y es que Wong Kar Wai es un maestro utilizando todos los elementos que tiene a su disposición y prestando atención hasta el detalle más pequeño. Hay escenas en las que los protagonistas no son los actores si no una canción o un objeto haciendo que todo en el plano tenga significado.


Supone un gran cambio en la filmografía de Wong Kar Wai, ya que se rodó en inglés, abandonó Hong Kong para rodar en Estados Unidos, cambió a Tony Leung por Jude Law y esta vez tuvo un co-guionista. Después de tanto cambio, si has visto algo de Wong Kar Wai podrías llegar a pensar que no le queda nada de esencia al asunto, pero nada más alejado de la verdad.

En fin, es una película infravaloradísima y que ha pasado desapercibida (no entiendo por qué) pero que para mí es una de las mejores del año. Una de esas historias que ganan cuánto más la ves y resulta cautivadora de principio a fin.

publicado por Sara Rodriguez el 6 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.