muchocine opiniones de cinedesde 2005

Una historia simpática al principio, que debido a su reiteración del mismo chiste, termina cansando.

★☆☆☆☆ Pésima

La crisis carnívora

 Esta crítica será breve, puesto que dicha obra no merece mayor esfuerzo.

"La crisis carnívora", una rareza dentro de la animación patria, que con sólo nombrar a los responsables de su doblaje, os dareis cuenta de que se trata de una obra irreverente, son: Quique San Francisco (el cual vió la película con una jarra de cerveza en la mano, y que en medio de la proyección tuvo un "accidente" quedando la jarra hecha añicos), Pablo Carbonell, Alex Angulo, y los no presentes Pedro Reyes, José Coronado y Carlos Sobera.

Esta cinta, basada en un cómic, presume de ser la primera realizada mediante la técnica de "flash", hasta ahora sólo utilizada para la animación en páginas web, y para la más famosa serie de animación de internet "Cálico Electrónico", de la productora Nikodemo Animation, que también se encuentra detrás de la que nos ocupa.

Admirando el  riesgo y la audacia de sus creadores de lanzarse a tal proyecto, vamos a hacer un repaso por la cinta.

El argumento no es más que la excusa para un número infinito de gags repetitivos, rebosante de "hijos de puta", "cabronazo" que no paran de salir de la boca de sus personajes. Una historia simpática al principio, que debido a su reiteración del mismo chiste, termina cansando, haciéndose larga a pesar de sólo durar 80  minutos, con una historia que no sabe a dónde se dirige, y que no hace más que marear la perdiz, no llevándonos a ninguna parte.

Una idea buena que hubiera funcionado a la perfección si se tratara de un corto de no más de diez minutos, pero alargan la historia como un chicle, sólo para llevarla al concepto largometraje. Algo que han querido salvar apoyándose demasiado en el doblaje, una cinta no puede sustentarse sólo por lo graciosos que nos parezcan los actores que la doblan, y eso es precisamente lo que nos quieren vender.

Al final llega a las salas, yo pensaba que sólo conseguiría llegar al mercado del DVD, pero sospecho que como está la cosa hoy en día, nos van a bombardear con el merchandasing, tonos y politonos, por que en esta sociedad hay que ser zafio para triunfar, y si no, que se lo pregunten a Torrente.

Lo mejor: Que no tuve que pagar para verla.
Lo peor: Los últimos 75 minutos.
publicado por JJ Caballero el 12 mayo, 2008

Enviar comentario