muchocine opiniones de cinedesde 2005

Parece que aburrido de aburrirnos con el culebrón Saw, James Wan ha decidido cambiar de registro para ofrecernos una película de venganzas, tiros, persecuciones y sentimientos muy muy primarios.

★★★☆☆ Buena

Sentencia de muerte

Parece que aburrido de aburrirnos con el culebrón  Saw, James Wan ha decidido cambiar de registro para ofrecernos una película de venganzas, tiros,  persecuciones y sentimientos muy muy primarios.

Nick Hume, un Kevin Bacon (Mystic River) mas que correcto,  es un tipo corriente, un padre de familia feliz con dos hijos y una mujer felices en una casa feliz, en su trabajo es un tipo consecuente, pero un día un incidente y las lagunas legales de una justicia caduca que pocas veces benefician al inocente, hace que su vida de un giro de 180 grados, y su vida tome un rumbo y unas consecuencias que poco antes serian totalmente inesperadas para el y los que le rodean. 

La cinta es un descarado homenaje a las películas del genero de finales de los 70 y principios de los 80, pero adaptada lógicamente a los nuevos tiempos,  incluso  arriesgaría a decir que tiene guiños a algún film de principios de los 90,  desde los suburbios hasta los mustangs V8 con sus flamings son claros indicios representativos del tipo de película que se nos ofrece, y es que tiene todos los ingredientes y fases que una película del genero ha de tener, el incidente, la replica, la matanza y finalmente la venganza y represalia que calmara la ira del héroe de la historia por llamarlo de alguna forma.

La gran diferencia es que en esta ocasión el protagonista no es un justiciero ex experto en algún tipo de especialidad gubernamental como nos tenían acostumbradas las antiguas películas ochenteras, aquí nos muestran un personaje vulnerable de andar por casa y mas creíble, que ante la impotencia se le cruzan los cables y hace lo que a cualquiera de nosotros nos gustaría hacer ante una situación semejante, pero que no hacemos por que la cordura o el miedo nos lo impide, esto hace que sintamos una total empatia con el personaje e incluso deseemos la venganza con la misma ansia que él.

Realmente es una película con un ritmo trepidante que no da un solo respiro al espectador, por desgracia en ocasiones utiliza recursos muy socorridos y típicos sobre todo en los que tratan de edulcorarnos la historia, y  una cosa esta clara y es que cada vez mas, vuelven los temas clásicos en un hollywood agotado ya de grandes ideas. No  puedo dejar pasar la ocasión de comentar de forma sorprendente, el raro y absurdo papel que John Goodman (El gran Lebowski) tiene en esta cinta, raro no por el personaje en si, si no por que no es un papel al que para nada nos tiene acostumbrados, y absurdo, por que sigo sin encontrarle el sentido a su personaje en el contexto de todo el metraje.

Lo mejor: El descarado homenaje a las peliculas del genero.
Lo peor: Algunos recursos argumentales poco creíbles que utilizan.
publicado por Raúl Rubio el 21 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre