muchocine opiniones de cinedesde 2005

Cine tailandes de segunda con unos actores de tercera. La cosa promete más de lo que da. Parece que vale todo en esto del terror asiático, pero hay que empezar a ser un poquito más exigentes.

★☆☆☆☆ Pésima

Shutter

Cine tailandes de segunda con unos actores de tercera. La cosa promete más de lo que da. Parece que vale todo en esto del terror asiático, pero hay que empezar a ser un poquito más exigentes. Eso sí, para los americanos todo vale, y hasta de este truño han hecho remake.

La cosa empieza de forma curiosa: en algunas fotos aparecen unos reflejos indicando la presencia de un espíritu relacionado con nuestros protagonistas. En un principio la historia va de esto: de como los espiritus pueden aparecer en fotografías para dejar algún mensaje o aviso. Esta primera parte es bastante truñete y sin interés.

Continua adentrándose en el género de terror, o más concretamente el cine de sustos. Odio profundamente este tipo de películas. Lo realmente difícil es crear terror a la luz del día, que la gente se cague de miedo sin jugar con el sonido o los efectos, simplemente con lo que está pasando, con la historia. Aquí se limitan a poner la música ‘in crescendo’ para alterar los nervios del personal y cuando sale el careto del fantasma un buen subidón de volumen. Una mierda vamos.

Al final la cosa cobra interés cuando por fin conocemos la historia real de los protagonistas y que no todo es lo que parece. Como por otra parte suele ser habitual en este tipo de películas. Lamentablemente el desenlace llega tarde y mal.

Los colegas Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom (vaya nombrecitos) dirigen este engendro de película. En IMBD veo que es su primer trabajo y vaya si se nota. No saben explotar esta historia de fantasmas, que mejor organizada y contada podría ser algo interesante. Tal y como la han dejado queda confusa, larga y aburrida. Lo de los sustos no cuenta, aquí cualquier debutante es capaz de hacer saltar al público de sus asientos con estos trucos.

Lo de los actores no tiene nombre. La escena de la tía llorando y cayéndosele el moco merece pasar a los anales del cine. Por dios, que asco. Todos ellos una panda de aficionados sin el menor arte.

No quiero ni pensar en el remake que está ahora mismo en las carteleras.
Lo mejor: El final tarda en llegar, pero es realmente contundente. Una pena que el resto de la película no esté a la altura.
publicado por Estesoyo el 23 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.