“”Paolo Virzì firma una película de apuesta por la vida y por la búsqueda del amor y la felicidad””

★★★★☆ Muy Buena

La prima cosa bella

Cine clásico italiano. Eso es lo que se respira y se siente cuando uno asiste al visionado de la nueva película de Paolo Virzì. Sensibilidad, dureza, rabía, amor, humor, todo eso es lo que podemos encontrar en “La prima cosa bella” (Id, Paolo Virzì, 2010)

“La prima cosa bella” nos cuenta la historia de Bruno Michelucci, profesor de literatura en una escuela de hostelería de Milán, sobrevive a los recuerdos de una infancia de novela y a la belleza de una madre vital y extravertida. Todo empieza en el verano de 1971, cuando, su madre es elegida la madre más bella del verano. A partir de ese momento, llegan los problemas dentro de su familia y su vida se convertirá en una aventura, que ira superando hasta llegar a nuestros días, donde su hermana le querrá reconciliar con su pasado y con su madre.

Este es el argumento de esta película, donde la familia es lo importante. Paolo Virzì, nos cuenta una historia llena de emociones, desde la felicidad hasta la tristeza más profunda, volviendo a la felicidad. La historia está contada por Flashback en donde veremos el pasado de Bruno, cuando era niño y todo lo que paso y sufrió. Pero a la vez se nos contará la vida que Bruno lleva ahora como profesor y como se distancio de su familia. Pero todo cambiará cuando vuelva con su madre. Una historia que no decae en ningún momento, llegando a un clímax final digno del mejor cine clásico italiano de finales de los 70 principio de los 80.

En cuanto a los actores cabe destacar especialmente a Valerio Mastrandrea, Bruno en la película, dotando a su personaje de la profundidad de una persona que está sola en el mundo y cuyo pasado le sigue persiguiendo. Y otro papel destacado es el de la madre, sobre todo en la parte joven, interpretada por Micaela Ramazzotti, dándole a su personaje una sensualidad y una pasión que pocas veces se ha visto. Aunque las interpretaciones no destaquen por ser brillantes, no están para lucirse, si no que están para llevar a cabo el magnífico guion.

Por añadir una mención especial, destacar la banda sonora, con canciones clásicas italianas que se intercalan perfectamente con los momentos en los que suenan, pero dotándoles de un cierto protagonismo.

Con la película en muchas ocasiones me ha venido a la cabeza aquella joya llamada “Cinema Paradiso” (Id, Giuseppe Tornatore, 1988) tanto por la realización clásica y sin grandes alardes, como por momentos en los que la película tiene un cierta influencia de ella.

Por todo esto, “La prima cosa bella” es una maravillosa experiencia, que recomiendo a todos los amantes del cine clásico y que quieran ver cosas nuevas de otros países donde se hace también un muy buen cine.

 

Lo mejor: el guion y el aire a cine clásico que se respira
Lo peor: Quizá una duración un poco larga
publicado por Christian el 12 julio, 2011

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.