muchocine opiniones de cinedesde 2005

Una película musical a la altura de la gran banda y del gran cineasta detrás de esta.

★★★★★ Excelente

Shine a Light

Sólo un realizador de la talla de Scorsese puede darse el lujo de guardarse un papel en su propio documental sobre los Rolling Stones. La introducción de Shine a light nos augura un entretenido detrás de cámaras del concierto, una fuerte lucha de egos entre Marty y Mick Jagger, y una reflexión sobre cómo filmar un concierto enfrentándose a la improvisación, con momentos hilarantes, como ver a Scorsese preocupado por no quemar a Jagger con las luces, y a Keith Richards, quien luego de enterarse que deberán esperar a que lleguen los invitados de Bill Clinton, termina diciendo a cámara “Hey, Clinton, unbush!”. Sin embargo, cuando las luces del escenario se prenden, Scorsese actúa con sabiduría y se ocupa de lo que mejor sabe hacer: Captar la magia, la música y la mística de una de las bandas más importantes de todos los tiempos. Scorsese enriquece la filmación del concierto con una cuidada selección de material de archivo televisivo, de la que parece destacarse más la torpeza de los entrevistadores que las geniales respuestas de los Stones, y cuyos momentos más interesantes radican en las variadas respuestas que dio Jagger a lo largo del tiempo a la recurrente pregunta “¿Hasta cuándo piensan seguir tocando?”.

La magia está ahí, tanto en las preguntas que disparan el material de archivo como en el recital en sí. Posiblemente nadie sepa cómo estos cuatro señores que por edad se encuentran más cerca del geriátrico que de las salas de ensayo, todavía pueden tocar igual o mejor que la primera vez, y cómo Mick Jagger puede desplazarse por el escenario con la energía de un veinteañero (en una de las canciones lo vemos cantar junto a Jack White, de The White Stripes, y al lado de Jagger, White se ve como un jubilado). Scorsese no responde esa pregunta, pero su mirada atrapa la energía y el carisma de los cuatro, y permite que esa pregunta permanezca flotando en el aire. Shine a light acrecienta el mito de los Stones como grupo y de las personalidades de Jagger, Richards, Wood y Watts, entregando una película musical a la altura de la gran banda y del gran cineasta detrás de esta. Un fastuoso y deslumbrante espectáculo, capaz de seducir en igual medida a fanáticos y detractores.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.