Una propuesta pequeña, austera, profundamente conmovedora y cargada de una enorme sensibilidad.

★★★★☆ Muy Buena

Once

Cualquier buen guionista o profesor de guión diría que, con pocos y concisos trazos, se pueden pintar preciosos personajes y espacios, y un mundo particular. Once, desde su escueto y poderoso título (traducido sería “Una vez”), narra el encuentro ocasional de dos personas de orígenes y realidades distintas, que comparten un lenguaje común, la música. A fuerza de canciones y pocos diálogos, se establece la relación entre ambos. Relación que, de entrada, no podrá jamás traducirse en amor, y queda ahí, como un momento suspendido en el aire, alimentando el espíritu melancólico de ambos.

La puesta en escena se esfuerza por mostrarse espontánea, y lo consigue, colaborando con el encuentro fortuito de la pareja, y pocos son los elementos que requiere el director, John Carney, para, en apenas 85 minutos, pintar a ambos de cuerpo entero, desde sus caminatas por la calle, a las reuniones con amigos, siempre con la música a cuestas. Colaboran con ello, el talento interpretativo de Glen Hansard y la sencillez que le aporta Markéta Irglová a su personaje, en una propuesta pequeña, austera, profundamente conmovedora y cargada de una enorme sensibilidad.

publicado por Leo A.Senderovsky el 27 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.