Hay un tufillo sentimentaloide que impregna toda la cinta, hecho que se evidencia con claridad en su almibarado final, pero es que a Henry King le gustaba mucho ello y la verdad es que lo filma con buen pulso.

★★★☆☆ Buena

Escalaré la montaña más alta (Id climb the highest mountain)

"El predicador ambulante William Thompson y su esposa Mary Elizabeth se instalan en una pequeña comunidad de los Montes Blue Ridge, en Georgia.
A la joven pareja le surgen complicaciones que William resuelve con su bondad mientras la hermosa Mary permanece firme a su lado.
Su temple se pone a prueba cuando una epidemia diezma a la comunidad; William se ofrece a convertir la iglesia en hospital y allí trabajan incansablemente él y Mary para ayudar al único médico de las montañas".

Bastante entretenido melodrama, bien dirigido por Henry King, que aquí no tenía una empresa fácil dado el elevado número de personajes, amén de estar rodado casi todo en exteriores.
Lo hace bien y el espectador disfruta de una muy humana historia, muy positiva al destacarse facetas del género humano, como la generosidad, amor al prójimo, cariño y necesidad de creer en algo elevado que nos ayude a sobrellevar la pesada carga que es la vida en sí misma, con sus buenos momentos, pero también con la enfermedad y muerte.
Cierto es que hay un tufillo sentimentaloide que impregna toda la cinta, hecho que se evidencia con claridad en su almibarado final, pero es que a Henry King le gustaba mucho ello y la verdad es que lo filma con buen pulso, logrando que nos lo traguemos con patatas o lo que más nos guste.
También se le puede achacar su pugna contra el descreimiento hacia la religión o Creencia Superior, pero como el personaje protagonista es un casi santo predicador protestante, pues…
Esta última razón, el que el protagonista, un predicador protestante, con mujer y todo, tan bueno y entregado, seguro que fue la razón por la que no se estrenó en su día en las salas comerciales españolas. Ya se sabe, si no era católico practicante….
En fin, que gusta bastante, está filmada con el entrañable technicolor de la época y hace pasar un rato muy ameno.
Bien la pareja protagonista, muy guapa Susan Hayward.

Lo mejor: La humanidad de sus personajes. La belleza de Susan Hayward.
Lo peor: Su tufillo sentimentaloide.
publicado por Iñaki Bilbao el 7 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.