muchocine opiniones de cinedesde 2005

Película sobre la sucesión en el cargo de verdugo en la España de los 60. Mal catalogada como comedia, Berlanga nos presenta una cinta llena de humor negro que nos adentra en un espinoso tema como la pena de muerte y la hipocresía de la sociedad.

★★★★★ Excelente

El verdugo

Director: Luis García Berlanga
Duración: 87 minutos.
Estreno: 1963.
Espectadores: 33.949 de seres humanos en los cines. En casa, el resto de la Humanidad.

Hay películas que se supone que todo el mundo tiene que haber visto. O por lo menos, si no la has visto, debes disimular haciendo comentarios como "que buena" y similares. Con la película de "El verdugo" yo creo que pasa algo similar. O eso, o simplemente que no se comprende el horrible trasfondo que tiene la película. O incluso que se han quedado dormidos viendo a Pepe Isbert subiendo las escaleras en obras de su futura casa.

La película trata sobre un anciano verdugo que por casualidad conoce a un atractivo funerario. Dado que el verdugo se tiene que retirar, y que al funerario le gusta la hija del verdugo, urde un plan para casarles (que tenía pocos pretendientes viendo la profesión del padre). Pero el funerario no las tiene todas consigo de seguir la profesión familiar, aunque si con el matrimonio.

Como comentaba en la introducción, la película es bastante desoladora, endulzada bajo las situaciones cómicas, pero muy triste. El comienzo, con esos esperpentos que tanto nos gustan, nos sumerge en una magnífica comedia, pero según trascurren los minutos todo va cambiando. Te sigues riendo, hasta que en un momento te paras a pensar y dices "joder que dramón". La situación en la que se ve el joven verdugo, la sociedad hipócrita de los 60, la vida en Madrid de esos años, la pena de muerte, etc. Ciertamente es un peliculón y un clásico del cine español, para ver varias veces y captar todas las situaciones que Berlanga nos propone. Pero con cuidado, que la parte cómica se termina y nos arrea con el mazo de la cruda realidad.

Resumiendo, película sobre la sucesión en el cargo de verdugo en la España de los 60. Mal catalogada como comedia, Berlanga nos presenta una cinta llena de humor negro que nos adentra en un espinoso tema como la pena de muerte y la hipocresía de la sociedad. Imprescindible.

Hay que verla un par de veces para saborearla.

Besitos.

P.D: Lo más curioso que me deja la película es la doble moral de la España de esos años. Por un lado, la pena de muerte era celebrada y por otro lado, los verdugos repudiados. Muy curioso.
P.D.2: La frase de Pepe Isbert referido al uso de la guillotina ha pasado a los anales del cine.
P.D.3: Que bueno es ver a Emma Penella de joven.
publicado por Tito chinchan el 21 agosto, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.