muchocine opiniones de cinedesde 2005

Una mezcla de película de James Bond con el Equipo-A. Sobrevalorada, lenta, sin acción y espesa de narices. El caballero aburrido.

★☆☆☆☆ Pésima

El caballero oscuro (The Dark Knight)

Por una vez he sucumbido a las campañas de marketing y me he lanzado a ver está película en su estreno en nuestro país, aunque parece que toda la crítica especializada (y sin especializar) la ha visto ya. A continuación, el sobrevalorado segundo episodio de la singular historia de Batman.

Otra vez batman y otra vez el joker. ¡Pero que cansinos que son! ¡Qué manía con repetir la misma historia una y otra vez! Me aburre soberanamente ver siempre la misma película, cambiando los cromos de los actores y añadiendo algún efecto nuevo. Pero lo realmente nuevo es la prodigiosa campaña publicitaria que han urdido en torno a la película. Realmente espectacular y efectiva. ¡Hasta yo he mordido el anzuelo!

A veces parece que se produce un efecto dominó con la crítica cinematográfica. Una película empieza a recibir buenas críticas y éstas van cayendo una tras otra, eso sí, siempre antes del estreno, para conseguir cuanto más público mejor. Este parece el caso del ‘Caballero Oscuro’, al final otra más de super-heroes que resulta una mezcla de las películas de James Bond y del Equipo-A.

Porque este batman soso de narices se lia a mamporros más que M.A. ese singular cachas que teníamos en el Equipo-A. Y no acaban ahí las similitudes. Se niega, no solo a matar, sino incluso a hacer sangre. En ningún momento vemos violencia por parte de batman más allá de unos sonoros puñetazos y un montón de disparos que no llegan a dañar a nadie. Además, prácticamente toda la acción de la película viene por parte de los gadgets tecnológicos que utiliza, que si el coche, o la moto, o las gafas con super-visión, o el planeador de la capa, o… así hasta la extenuación.

Digo yo, después de poner tan bien este sub-producto de acción, ¿se calificará de igual manera la proxima de James Bond? Lo dudo bastante, se le volverá a tachar de fascista, machista y ultra-violento, cosas que no he oido sobre este batman y que sin duda merecería.

Pero vayamos por partes. Dirige Christopher Nolan, un director con más pasado que futuro, que al menos demuestra que sabe manejarse con grandes presupuestos y los egos de actores famosos. Sin embargo en las escenas de acción flojea. Sigue sin gustarme como plantea los combates, confusos y liosos, con la cámara moviéndose de forma rápida y mareante y sin ningún tipo de correografía. No solo no ha mejorado la acción de la primera parte (sin duda lo peor de esa película) sino que confirma que no es capaz de más. Mejor dirigiendo actores que utilizando efectos especiales. Sobrevalorado.

Los actores. Para mí Cristian Bale es el batman más soso que hemos tenido, más aún que Val Kilmer, y ya es decir. No dota de complejidad al personaje, es batman todo el tiempo. Soso y por supuesto sobrevalorado. El resto de actores dan pena. Morgan Freeman hace de Morgan Freeman, el mismo papel que hemos visto en todas sus películas, y actúa más el bigote de Gary Oldman que él mismo (increible como puede una persona esconderse detrás de un bigote). Heath Ledger no lo hace mal, pero tanto mérito tiene él como el maquillaje que le ponen, además es un papel para lucirse. En resumen, un plantel sobrevalorado.

Mención especial al señor Heath Ledger. Sin duda lo mejor (y lo único que se salva) de la película es su interpretación del Joker. Pero de ahí a reclamar un Oscar dista un mundo. Pero bueno, la palabra que mejor describe este batman y su entorno es: sobrevalorado.

Para colmo la historia se alarga hasta casi las dos horas y media. Cada vez estoy más convencido de que he visto el avance de la última de James Bond que una de super-heroes. Personalmente, y pese a sus altibajos, he aguantado bien el metraje, pero más por el hipnótico Joker que por la película en sí. Eso sí, los frikis estarán contentos, por fin la crítica les pone bien una película.

Lo mejor, dos escenas del Joker, cuando le pilla la policía y está en la carcel rodeado de gente furiosa y él tan tranquilo sentado y cuando ataca el hospital disfrazado de enfermera. Lo peor, batman y su entorno. Penosos los intentos de justificar al personaje y dotarle de profundidad sicológica. La crítica más sesuda aplaudirá los diálogos entre batman y joker, pero a mí me parece que sobran. Demasiada palabrería sin sentido dirigida principalmente a los frikis que gustan de los comics. Para alguien que desconozca a los personajes falta desarrollo para entenderlos. Menos palabras y más acción.

Lo peor, todo lo demás. Que la escena estrella de la película sea una persecución de camiones y la de la moto es para llorar. Me recuerda al primer batman robocop de Tim Burton. Además no tiene ningún sentido del humor. Vale que es un personaje oscuro, pero joder, que es un super-heroe en un mundo de fantasía… Además el guión hace aguas, por un lado intenta ser realista pero luego se olvida de un montón de cosas. El final mismo se me hace incomprensible. Si toca que la policía persiga a batman se podría haber planteado un poco mejor… 

En fin, podría estar páginas y páginas diciendo lo que no me ha gustado, pero para qué. El guión nos cuenta lo de siempre, la historia del fiscal que se pasa al lado oscuro, la locura del joker y las obsesiones de batman. Le falta mala leche para ser la película definitiva de batman y al joker le falta un final más fuerte, macabro, para ser el definitivo. O sea, que aún tendremos otra revisión de los personajes. Y si no te lo crees, tiempo al tiempo.

En resumen, sobrevalorada y cláramente mejorable. Tal vez sin tanto rollo mediático hubiera podido sorprender, sobre todo por el Joker, pero la verdad es que no me ha gustado. Por mi parte, un cero.

Lo mejor: El aire acondicionado. Vaya gustito comerse unas palomitas a una temperatura agradable.
Lo peor: Vender la misma mierda con distinto envoltorio. Nada nuevo en las casi dos horas y media que dura.
publicado por Estesoyo el 25 agosto, 2008

Enviar comentario