muchocine opiniones de cinedesde 2005

“La buena vida” de Andrés Wood que anteriormente dirigió “”Machuca”” cuenta pequeñas historias de personas que viven en las grandes urbes y a las cuales es casi imposible no sentirles empatía.

★★★☆☆ Buena

La Buena Vida

“La buena vida” de Andrés Wood cuenta pequeñas historias de personas que viven en las grandes urbes y a las cuales es casi imposible no sentirles empatía. Con Machuca el realizador se adentró en esa interesante,  apasionante y polémica faceta de la historia más conocida universalmente lo que significa la génesis y posterior golpe militar en Chile. Posteriormente  con el “El desquite” reflejo un parte de la realidad del campo chileno y con Historias del Fútbol mostró nuestra geografía y costumbres en torno a un balón. En este nuevo desafío se plantea en plena urbanidad del Chile de hoy, la de los sueños y anhelos legítimos que vive cada persona, la desintegración de la familia como núcleo central, el creciente consumismo y asuntos que palpamos a diario y que de una u otra forma nos van delineando como seres imperfectos tratando de salir adelante en este vértigo que para muchos significa vivir en Santiago. El resumen argumental de esta fábula urbana esta contada a través de tres historias, que en alguna parte del metraje se juntan, se adentra en la vida de una sicóloga (Aline Kuppenheim), que trabaja en el Ministerio de Salud asesorando a prostitutas pero no puede controlar el ímpetu e irresponsabilidad de sus propia hija(Manuela Martinelli) y el amor de su esposo(Alfredo Castro-Tony Manero); Edmundo, un esforzado peluquero interpretado por (Roberto Farias) que quiere comprarse un automóvil pero que tiene el dilema que vence el plazo de la tumba de su padre en el cementerio y un clarinetista Mario (Eduardo Paxeco) que quiere entrar a la Filarmónica quedando en lista de espera pero sus ansias de llegar a la música lo ligan con el Orfeón de Carabineros de Chile. Esta parte fue filmada con el beneplácito y colaboración del difunto y respetado general Bernales. Tres historias que harán reflexionar al público y que corresponden a un cine sin mucho marketing y con la clara intención de hacernos reflexionar acerca de las cosas que verdaderamente importan para tener “una buena vida”. Delicada, bien actuada y bellamente filmada, esta película a pesar de su ritmo pausado y cruce a veces forzadote sus historias se introduce en esos segmentos de nuestra vidas que vemos como fracasan pero que nunca es tarde para retomarlos y enmendarlos para conseguir más plenitud y felicidad
publicado por David Lizana el 11 septiembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.