Para echarse unas risas, siempre y cuando uno la vea en versión original. Así es la nueva del geniecillo neoyorquino que parece que atraviesa por un momento de poca lucidez y prefiere relajarse con una historia sencilla y llevadera.

★★★☆☆ Buena

Vicky Cristina Barcelona

Así es esta propuesta para pasar el rato hecha, como es lógico hablando de Woody Allen, con acertada mesura.
 
Engretenida es, desde luego, aunque los que esperen al cineasta más ácido se llevarán más de un chasco. Si ya El sueño de Casandra resultó ser una película-trámite para salir huyendo de Londres y preparar la aventura española, no está muy lejos del mismo concpeto la alocada peripecia de dos norteamericanas en la Barcelona más turística, aunque no topicona, que es de agradecer. Un único pero al respecto del folclore español: el recurso insistente de Entre dos aguas, fantástico tema pero ya sabemos que de tanto abusar…
 

Lo mejor de la película es el rifirafe que trae de cabeza a la pareja formada por los personajes de Penélope Cruz y Javier Bardem: ella está espléndida en un papel hecho a medida para plantarle cara a un Bardem con el que no coincidía en pantalla desde que Bigas Luna les juntó en Jamón, jamón y los años han confirmado la química existente entre ellos… ¿Y Scarlett Johansson? Sí, pasaba por allí pero da la sensación de que tenía otras cosas en la cabeza. Atentos por cierto a la joven Rebecca Hall, a la sombra de la rubia fotografiada a la perfección por Javier Aguirresarobe como todos así que aquí, la última musa de Allen pasa un tanto desapercibida.

publicado por Daniel Galindo el 22 septiembre, 2008

Enviar comentario

Etiquetas relacionadas

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.