Manejo original de la dirección rodada en varios formatos con acertada fotografía que por momento parece deslavada y en otros es digna de James Ivory por lo preciosa

★★★☆☆ Buena

Paranoid park

Otra película del sorprendente Gus Van Sant (Elephant) que trae otro relato cerca de la adolescencia no entendida y con mucha ausencia de padres, de hecho se ven desenfocados en gran parte de la cinta con casi nula presencia y mas preocupados de sus problemas que los mismos hijos. Paranoid Park es un sector público donde se reúnen los skeater mas experimentados llevan a cabo sus acrobacias, es muy peligroso ir de noche allí, donde pululan estos fanáticos que derrochan horas para pulir sus experiencia en esta afición que atrae a muchos. Una noche en una aventura ocurre un accidente que dejará bajo la lupa de la policía a este tranquilo joven Alex que afligido no tiene a nadie que contarlo y se atormenta e incluso recibe una recomendación de una amiga de que si no tiene a nadie para contar un secreto este debe escribirlo para sacarlo de su ser. Manejo original de la dirección con acertada fotografía que por momento parece deslavada y en otros es digna de James Ivory por lo preciosa. Tiene tomas excesivamente largas tan características de Van Sant con cámara lenta que suspende a su personaje en escena rodada con varios formatos de cámara que hacen de ella un hibrido exquisito y extraño a la vez. Los actores en sus mayoría no profesionales y provienen de un castig por Internet y esta rodada en varios formatos cinematográficos.
publicado por David Lizana el 3 octubre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.