Nos encontramos con una historia poco imaginativa pero con el gran aliciente de ver in situ a grandes profesionales del rodeo, mostrándonos sus grandes y peligrosas habilidades, como la caza del becerro, la doma de caballos salvajes, etc.

★★☆☆☆ Mediocre

El hombre de utah

Un forastero ayuda a un sherillf a capturar a unos salteadores de diligencias.
El sherill le da un encargo, que se dirija a una lejana pero conocida ciudad, donde se celebrará el gran rodeo, donde los más famosos profesionales tratarán de ganar mucho dinero.
En años anteriores, le explica al joven el viejo sheriff, ha habio hechos extraños, como que algunos profesionales que iban ganando a una vieja cuadrilla, acababan muriendo por el veneno de una serpiente.
Nadie sabía cómo se les inoculaba, pero morían y el dinero se lo quedaba el mejor de dicha cuadrilla.
El joven se internará en el rodeo tratando de desenmascararlos.

Otro de los cortos filmes protagonizados por el Duke, John Wayne, en los años treinta, y bajo la productora Lone Star, a quien tando le debe al darle a conocer a futuros directores más impotantes que, por ejemplo, el de esa ocasión, Robert N. Bradbuy, buen muchacho, seguro, pero ilustre desconocido.
En este caso nos encontramos con una historia poco imaginativa pero con el gran aliciente de ver in situ a grandes profesionales del rodeo, mostrándonos sus grandes y peligrosas habilidades, como la caza del becerro, la doma de caballos salvajes y otros menesteres de gran belleza visual.
En cuanto a la intriga del film, está bien llevada aunque es, como siempre en estos casos, previsible.
No hay en ello sopresas y finaliza al uso, con el chico llevándose a la chica (en este caso la buena, pues hay una chica hispana, que es la mala):
Para pasar (bien) el rato, y olvidarla al de poco.

Lo mejor: La labor de los verdaderos reyes del rodeo.
Lo peor: Es tan modesta como todas las de este simpático serial.
publicado por Victor Bilbao el 19 octubre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.