La nueva película del prolífico director, Ridley Scott, que vuelve a acertar con su genial estilo para sorprendernos de grandes actuaciones y de una red de mentiras muy bien tramada

★★★☆☆ Buena

Red de mentiras

En la película, se narra los entresijos de la CIA para captar células terroristas en Jordania. Allí vemos las dos caras de la moneda, el agente que vive allí y sufre allí las consecuencias de los actos programados por la CIA y el agente que está en su casa, viviendo su vida y dando órdenes allí y allá, sin pensar en las consecuencias que puede tener en el agente de campo.

Esta confrontación de personalidades tiene un desarrollo espectacular en la películam dando lugar constantemente a conflictos que ponen en peligro la misión y a los personajes que forman parte de ella. Tanto Leonardo Di Caprio como Russell Crowe están muy bien en sus respectivos papeles, aunque quizás el señor Russell se lleva la palma, por llevar la ironía intrínseca en sus venas, cosa que me encanta.

Además de darnos cuenta de lo difícil que es resolver el conflicto armado en Oriente Medio, en Red de mentiras podemos ver reflejadas las costumbres del país y como un extranjero debe acostumbrarse a ellas y cómo es de importante para ellos la confianza, cosa que el gobierno americano intenta truncar con sus constantes mentiras.

Quizá hubiera obviado un poco la historia de amor, porque no le presté mucha atención, ya que lo relevante es el buen ritmo de la historia principal, con cambios de pareceres, cambios de estrategia y una acción limitada a las escenas que tenían que tenerla y no algo superflúo como ocurre en algunas películas bélicas.

Yo creo que Ridley Scott ha dado un gran salto en su carrera con esta película y demuestra una vez más su versatilidad a la hora de contar historias. Y que cuente con Rusell Crowe las veces que le haga falta porque le funciona de maravilla.

Lo mejor: Rusell Crowe
Lo peor: Que a veces se te haga un poco densa
publicado por Natalia Eseverri el 15 noviembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.