Muchos gritos, saltos, efectos especiales y un final incierto propone esta entretenida cinta de terror donde los espejos presentes en la vida cotidiana de todos son los verdaderos protagonistas de la película.

★★★☆☆ Buena

Reflejos

De que el terror se da más fácil con personajes con conflictos personales graves sin duda constituye un elemento clave en la mayoría de las cintas de este género. De ese vacío nadie le creerá nada por que ya estaba complicado y si de repente se suma algunos problemas sobrenaturales más encima con los espejos que están por doquier se dudará más aún. Es lo que le ocurre a este policia retirado por matar accidentalmente a un compañero de trabajo, después de ello se refugia en el alcoholismo y ve el alejamiento de su familia yéndose a vivir con su hermana. Ben (Stutherland) trata de salir adelante consigue un trabajo de guardia nocturno en un Centro Comercial que se incendio hace años y esta lleno de espejos que no sufrieron de mayores alteraciones. En las rondas nocturnas, verdaderas torturas,  comienza a ver extrañas apariciones en los objetos y trata de descifrara un misterioso mensaje que lo perseguirá en la estadía poniendo en riego a todos sus seres queridos si no hace algo al respecto. Ahí comienza una investigación que lo llevará a jugarse el todo por el todo para aplacar este mal que ronda.  La película pasa volando, Kieffer Sutherland,  imposible borrárselo de la serie de televisión 24, trata de sacar adelante este rol de un atormentado hombre y lo logra con matices altos y bajos. La historia armada con todos los clichés del genero, otorgan saltos sucesivos a la platea feliz por ello. Sus efectos especiales son claves para crear un ambiente sombrío que introduce a los espectadores  a esta trama que de seguro gustará a los amantes del género que por lo demás son muchos. Dirige el francés Alexander Aja que anteriormente llevó con éxito a cabo un remake de la cinta The Hills Have Eyes rodada en pleno desierto con muchos seres mutantes, hay que reconocerle mucho futuro a este novel director que solo tiene 30 años y que ya muestra un sello centrado en películas horror y que seguramente seguirá en dicha senda con la próxima aventura en que se llamará Piraña 3.  

Completa el reparto la bellísima Paula Patton que interpreta a Amy la esposa del protagonista. Ella anteriormente hizo una aparición en la cinta “Déjà Vu” junto a Denzel Washington donde deslumbro como una misteriosa mujer, acá nuevamente su belleza y acertada interpretación aportan a la historia.

 
publicado por David Lizana el 3 diciembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.