muchocine opiniones de cinedesde 2005

Al fin y al cabo ¿A quién no le gustaría que le borraran de un beso los restos de tarta?

★★★★☆ Muy Buena

My Blueberry Nights

Tengo un montón de reglas y manías en mi vida. Una de ellas es que no me gusta ir solo al cine. Pero las manías están para vencerlas y las reglas… para romperlas. Así que tentado por una de esas inexplicables mitomanías que todos tenemos me acerqué el otro día a ver la última película de Wong Kar Wai. Este director hongkonés paso a mi galería de imprescindibles desde su maravillosa In the mood for love, que tiene una secuencia genial de sus protagonistas en un bar diciéndose infinito, sin apenas palabras.

My blueberry nights es una película de mujeres. Mujeres buenas como Norah Jones, heridas por el desamor que tienen que hacer su particular odisea para regresar a Ítaca. Mujeres rompecorazones como Rachel Weisz que desean que sucedan cosas que luego se arrepienten. Mujeres tahúres y avasalladoras como Natalie Portman que parecen malas y que no lo son tanto. Y también es una película llena de buena música The story de Norah Jones y The greatest de Cat Power son sólo dos de las perlas que aderezan la ensalada de buena música que salpimienta toda la película. Y, por supuesto, es una película de detalles, detalles que me sorprendieron y encantaron, como el tarro de llaves que guarda Jude Law en el bar a la espera de que sus dueños vuelvan a por ellas; como ese resto de tarta que queda en los labios de Norah Jones y que luego desaparece.

Siendo frío y analítico debería de decir que My blueberry nights es una película que no acaba de funcionar como un todo completo, que hay historias potentes y vibrantes y otras que son pura gaseosa. Pero hay que reconocer un gran trabajo de actores con una sorprendente y debutante Norah Jones; una camaleónica y absolutamente fascinante Natalie Portman y un oficio cada vez más refinado de Jude Law y Rachel Weisz. Así que, por encima del puro y duro análisis, tengo que confesar que salí del cine encantado de haber pasado hora y media viendo la película; absolutamente hipnotizado y creyendo en el amor, pues, al fin y al cabo, a quién no le gustaría que le borraran de un beso los restos de tarta.

Lo mejor: El trabajo de Norah Jones y Natalie Portman.
Lo peor: My blueberry nights es una película que no acaba de funcionar como un todo completo, que hay historias potentes y vibrantes y otras que son pura gaseosa.
publicado por Juan Fondevila el 24 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre