Siete almas

Will Smith y Gabrielle Muccino se embarcan en una nueva aventura cinematográfica después del gran éxito que supuso “En busca de la felicidad”, que incluyó una nominación al Oscar para el protagonista de “Soy leyenda”.

Pues bien, en esta ocasión no han tenido el mismo éxito ya que la película deja mucho que desear.

Tras un planteamiento interesante y un trailer que engancha, la realidad es muy distinta. Con un excesivo metraje en el que nos cuentan las vivencias del atormentado Ben Thomas, Muccino nos va descubriendo el por qué de sus buenas acciones, al tiempo que nos profundiza en la historia que protagoniza la casi siempre solvente Rosario Dawson.

Obviamente entre ellos surgirá el amor, lo cual se coloca el peso de la cinta a sus espaldas mientras nos salpica con retazos de pequeñas historias, a veces mínimas, que completan ese pack de almas que parece necesitar el bueno de Smith.

No es que esté mal rodada, ya que Muccino sabe lo que hace y se ha reunido de un gran equipo de profesionales, pero aun así y pese a lograr conmover a los espectadores más sensibles, “Siete almas” dejará insatisfechos a la mayoría, ya que por momentos se hace pesada y no tiene la fuerza de su anterior colaboración.

La fotografía, la música, Smith y Dawson son los puntales de esta producción insípida que nos embaucó con un trailer y unos ingredientes más que interesantes.

A la tercera va la vencida.

Lo mejor: Smith y Dawson
Lo peor: Se hace pesada
publicado por Alvaro Oliva el 3 marzo, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.