Street Fighter es un mal film y punto, no tiene redención posible…

★☆☆☆☆ Pésima

Street Fighter: La Última Batalla

Dado el inminente estreno de Street Fighter: La leyenda, me he decidido a ver, tras mucho tiempo teniéndola pendiente, Street Fighter: La última batalla. Mi veredicto es que este film de Steven E. De Souza es sumamente lamentable. Todo en esta película es nefasto y da la impresión de estar mal hecho a propósito, pues no puede ser que se cuente con un guión tan absurdo y ridículo, unas interpretaciones tan risibles y unos decorados tan palpablemente postizos.

Por si fuera poco, cualquier parecido con el juego en el que supuestamente se basa es pura coincidencia, además de que muestra un esmero atroz en no definir a ninguno de los personajes, así como en no mostrar ninguna de las tácticas de combate cuerpo a cuerpo que los caracteriza. Simplemente se trata de un compendio de tiros y explosiones que, encima, aburre. Van Damme hace el mismo papel de siempre y se le perdona, Raul Julia (en su último papel) sobreactúa de tal manera y con tal histrionismo que casi es lo mejor del conjunto, pero quien no tiene perdón por una actuación tan nefasta es la prescindible Kylie Minogue, que será muy guapa y cantará muy ¿bien?, mas hay que añadir que el cine no es lo suyo…

Al contemplar el film nos vamos dando cuenta de que, en el fondo, es una comedia involuntaria, y sólo hay dos opciones: dejar el trabajo a medias o simplemente dejarse llevar. Por suerte, a pesar de su patetismo generalizado, encierra escenas divertidas, y un par de momentos podrían catalogarse de trepidantes. Pero es tan ingenua y sonrojante que cualquier punto a su favor se difumina en la nada más absoluta, gracias además a que sus responsables se permiten el lujo de "reservar" los ansiados combates para los quince minutos falleros del final.

Entretiene sólo por momentos, está pesimamente dirigida y rodada, y poco más se puede decir de la peor película de Van Damme, salvo que muestro mis dudas sobre si su director realmente quiso fabricar así su bodrio o, directamente, es otro al estilo de Uwe Boll.

Street Fighter es un mal film y punto, no tiene redención posible…

Un 2.
Lo mejor: Alguna pelea y algún que otro momento de acción casposa.
Lo peor: Desde la dirección hasta las interpretaciones, pasando por unos decorados más falsos que unas uñas postizas y un empeño absoluto en hacer el ridículo.
publicado por Pablo Rodríguez el 16 marzo, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.